Público
Público

El FMI dice ahora que los recortes en Grecia son "injustos" pero no rectifica

La troika y el Gobierno griego llegan a un acuerdo para liberar nuevos tramos del rescate. A cambio, Atenas tendrá que prescindir de 14.000 funcionarios antes de 2015

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El mismo día que el Gobierno de Grecia y la troika (la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) han llegado a un acuerdo que permitirá al país recibir los nuevos tramos del rescate, el jefe negociador de la troika por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), Poul Thomsen ha reconocido que hasta ahora el ajuste de Grecia se ha basado 'demasiado' en recortes salariales y de pensiones, así como en aumento de impuestos, algo que afirmó ha sido 'injusto' porque además no ha ido acompañado por un descenso equivalente de los precios.

Durante su intervención en un un foro de debates en Atenas organizado por The Economist sobre el futuro de la zona del euro, Thomsen explicó que en el acuerdo alcanzado entre la troika y Grecia se tiene en cuenta un 'reequilibrio' del programa que pasará a poner el acento en la reforma del sector público, el incremento de la competitividad a través de la liberalización de sectores y una mayor lucha contra la evasión fiscal.

Pese a todo, Thomsen incurrió en alguna contradicción porque valoró positivamente lo hecho hasta ahora: 'El camino recorrido por Grecia en su ajuste fiscal, que ha sido excepcional en comparación con cualquier otro país en el mundo'.

El FMI lamenta que en un país con tanto desempleo juvenil siga siendo un 'tabú' despedir en el sector público

El acuerdo alcanzado esta mañana contempla la baja de 15.000 empleados públicos hasta finales de 2014, de los que 4.000 abandonarán el servicio este año y 11.000 el próximo. Las bajas se producirán mediante jubilaciones anticipadas y la eliminación de puestos que se han vuelto superfluos con la fusión de numerosas instituiones públicas. La troika, en un comunicado fechado en Bruselas, también anunció que su delegación 'ha concluido' su misión de revisión de progresos en el programa de reformas de Grecia, y 'ha llegado a un acuerdo con las autoridades helenas sobre las políticas económicas y financieras necesarias para que el programa se mantenga encarrilado'.

El ministro de Finanzas, Yannis Sturnaras, explicó que Grecia espera el desembolso de 2.800 millones que quedaban pendientes de pago desde marzo, más otros 6.000 millones correspondientes a la financación del segundo trimestre.  El ministro Sturnaras subrayó que lo relevante del acuerdo no es la eliminación del servicio público, sino su reestructuración, con el objetivo de crear un sistema más eficiente y competitivo.

Dentro de la reforma del sector público, aquellos funcionarios acusados de quebrantar el reglamento, de absentismo o incapacidad serán 'sustituidos por gente joven y con talento', indicó Thomsen, quien lamentó que en un país con tanto desempleo juvenil siga siendo un 'tabú' despedir en el sector público.

En cuanto a los impuestos, el acuerdo contempla la unificación de la polémica tasa extraordinaria a la vivienda con el resto de impuestos inmobiliarios, reduciendo el monto resultante en un 15%, y además ofrece facilidades a los pagos atrasados con el Estado.

Igualmente se acordó mejorar la lucha contra la evasión fiscal, así como los medios de recaudación dando más autonomía a la Hacienda griega.'No es un tema técnico sino de voluntad política. El problema es que en Hacienda hay todavía muchos funcionarios nombrados políticamente.

Pero el Gobierno está incrementando la autonomía de la administración de impuestos', dijo Thomsen.

En el comunicado de la troika se llama a los miembros del Eurogrupo a que aprueben 'pronto' el desembolso del nuevo tramo.

El delegado del FMI abrió además la puerta a que en caso de que Grecia necesite más 'alivio de la deuda' se pueda llevar a cabo, 'siempre y cuando se mantengan las reformas encarriladas'.