Público
Público

El FMI dice que la economía se enfría, aunque será temporal

Rebaja las previsiones de PIB mundiales, pero mantiene las de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La asombrosa recuperación económica de la economía mundial está en entredicho. El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó ayer a la baja sus previsiones de abril para el crecimiento económico y advirtió de una 'ralentización' en el ritmo de crecimiento.

El FMI cree que este enfriamiento será 'temporal' y que en la segunda mitad del año el crecimiento recuperará brío. Aunque a nivel mundial la economía sólo crecerá una décima menos de lo previsto (4,3%), son los grandes países los que dan síntomas de agotamiento. El principal lastre es EEUU, que crecerá tres décimas menos, hasta un 2,5% en 2011.

La superpotencia económica centra la preocupación de la institución con sede en Washington. Según el economista jefe del Fondo, Olivier Blanchard, el ritmo de crecimiento no será suficiente para reducir la tasa de paro que seguirá alta por mucho tiempo. También Japón y Australia, que han sufrido catástrofes naturales, crecerán por debajo de las previsiones.

En este contexto de recortes generalizados donde destaca la revisión al alza para Alemania, que crecerá un 3,2%, lo que tira también de las previsiones para la zona del euro que mejoran cuatro décimas, el organismo ha decidido conservar el pronóstico económico que había elaborado para España, con un crecimiento del 0,8% del PIB para 2011 y un 1,6% para 2012. Con todo, estas previsiones siguen muy por debajo de lo calculado por economía, que prevé un 1,3% para este año y un 2,3% para el próximo.

En donde sí hay mejora es en la previsión de déficit, que el FMI rebaja en seis décimas en 2012, hasta el 5,1%, frente al 4,4% que se ha fijado el Gobierno. El organismo explica que las revisión a la baja en el gasto público y la explicación 'más detallada' de los ajustes ha convencido a los técnicos para hacer esta revisión. Con todo, el Fondo también sube su previsión de nivel de deuda pública para España y la alinea con los pronósticos del Ejecutivo, ya que en su cálculo de abril se había quedado por debajo de lo vaticinado de forma oficial. Pese a esta subida, el nivel de deuda de España seguirá siendo el más bajo de los países desarrollados y para el FMI no llegará al 70% del PIB en 2012.

En cuanto a las reformas, el consejero financiero del organismo, el español José Viñals, alabó en una rueda de prensa en Sao Paulo las medidas emprendidas por España el último año, así como la reforma en las cajas de ahorro. Para el responsable de Finanzas del Fondo, España está siendo 'muy firme en la consolidación fiscal' , aunque insistió en que debe seguir haciendo 'todo lo que sea necesario' porque en el momento actual los mercados presentan 'tolerancia cero' a los desajustes.

'España necesita crecer', agregó Viñals, quien explicó que ese crecimiento y la aplicación de medidas estructurales son claves ante el alto desempleo del país. También resaltó la necesidad de 'incrementar la competitividad y la productividad' en un contexto de competencia comunitaria.