Público
Público

El FMI dice que España se arriesga a una crisis prolongada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España podría quedarse atascada en una etapa de débil crecimiento y alto desempleo a menos que lleve a cabo reformas para aumentar la productividad y reducir los costes, dijo el Fondo Monetario Internacional en un informe publicado el miércoles.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reaccionado rápido y decisivamente ante la crisis financiera global pero debe abordar reformas para los mercados laboral y de servicios a fin de promover una recuperación a medio-plazo, dijo el FMI después de una visita a España.

"Es probable que la recuperación sea tibia si la productividad continúa baja, la inflación por encima de sus socios comerciales", dijo el Fondo en un comunicado.

Después de 15 años consecutivos de crecimiento guiado por la construcción, la economía española se contraerá al menos un uno por ciento en 2009 debido a la caída de los precios de la vivienda, añadió.

España ha tomado medidas de estímulo económico equivalentes al cuatro por ciento de su Producto Interior Bruto en 2008-2009 que provocarán un aumento en el entorno del cinco por ciento de su déficit público en 2009, dijo el FMI.

El esfuerzo fiscal, que incluye un programa de obra pública, impulsará temporalmente la demanda pero debe ir acompañado de planes para reducir la deuda estatal una vez la actividad económica rebote.

REFORMAS LABORALES

El Gobierno se ha embarcado en una serie de reformas del sector servicios, en línea con las directivas de la Unión Europea, pero ha permanecido en silencio con respecto al asunto más peliagudo de las reformas laborales.

Los sindicatos españoles han amenazado con convocar una huelga general si Zapatero intenta recortar los costes laborales durante la crisis.

"Se necesitan reformas más significativas que las contempladas actualmente para lograr una recuperación sólida y evitar un potencial crecimiento en forma de L", dijo el FMI.

Sin una revisión de las negociaciones salariales y la contratación, España se verá obligada a reducir los costes laborales a través de despidos en lugar de a través de los mecanismos habituales de control salarial, indicó.

España debe poner fin a la indexación de salarios con la inflación, mecanismo que ha provocado un aumento de los precios y de los sueldos por encima de la media de la zona euro, minando la competitividad, según el Fondo.

Los costos de despido tienen que reducirse, dijo el FMI, para impulsar la contratación jóvenes trabajadores mejor preparados. Las negociaciones de convenios colectivos tienen que ser más flexibles para evitar las quiebras y preservar puestos de trabajo en las empresas reestructuradas, añadió la institución.