Público
Público

El FMI presiona a la eurozona para que resuelva la crisis de la deuda

El comunicado final dice que se "hará todo lo necesario para asegurar la estabilidad financiera". Los países europeos podrían adelantar a 2012 la entrada en vigor del nuevo fondo de rescate reforzado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A la comunidad internacional se le ha acabado la paciencia con la eurozona. El Fondo Monetario Internacional (FMI), Estados Unidos, Reino Unido y China presionaron este fin de semana a la zona del euro para que actúe de forma rápida para resolver la crisis de la deuda y evitar una recesión mundial. De no hacerlo, el panorama será desolador, según el secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner. 'La amenaza de una cascada de quiebras bancarias y riesgos catastróficos debe ser sacada de la mesa, ya que, de otro modo, socavará los esfuerzos europeos y globales', advirtió ayer Geithner en la reunión del Banco Mundial y del FMI.

El secretario del Tesoro subrayó que las tensiones financieras y de deuda soberana son 'los principales riesgos' a los que se enfrenta la economía mundial e instó a sus colegas europeos a crear 'un cortafuego para evitar un adicional contagio'. Las decisiones 'sobre cómo hacer frente de forma concluyente a los problemas de la región no pueden esperar a que la crisis empeore', dijo Geithner.

Lagarde pide «urgencia» porque se está en una «fase crítica»

El secretario del Tesoro instó a las autoridades fiscales europeas a trabajar más estrechamente con el Banco Central Europeo (BCE) para garantizar que los gobiernos de la zona del euro tengan acceso a una financiación asequible y asegurar que los bancos europeos poseen capital y liquidez adecuados. 'A la comunidad internacional se le está agotando la paciencia', dijo el ministro británico de Economía, George Osborne, quien advirtió de que los políticos europeos se enfrentan a 'una pérdida de confianza' por parte de los mercados.

El FMI reiteró en su comunicado tras la reunión que 'la economía mundial ha entrado en una fase peligrosa, que requiere vigilancia excepcional, coordinación y voluntad para tomar medidas audaces'. El Fondo considera que la pelota está ahora en el tejado de la zona del euro, vista como el epicentro de la crisis, y saludó 'la determinación de nuestros colegas de la eurozona para hacer lo que es necesario para resolver la crisis'.

La directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, explicó que en la reunión del Comité Financiero y Monetario Internacional del FMI, hubo 'un reconocimiento común de la urgencia de la actuación colectiva' para salir de la crisis porque 'estamos en una fase crítica'.

Geithner avisa del riesgo de «una cascada de quiebras y fuga de depósitos»

El FMI instó a los 17 países miembros de la eurozona a implementar lo antes posible las decisiones adoptadas por el eurogrupo el pasado julio con el fin de 'incrementar la flexibilidad del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), maximizando su impacto y mejorando la gestión y el gobierno de la zona euro'.

La banca española

La vicepresidenta y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, dijo que los países de la eurozona son 'conscientes de la gravedad de los retos que tenemos ante nosotros y de la necesidad de actuar de manera coordinada y de manera decidida'.

Una de las ideas que está ganando cada vez más apoyo entre los miembros de la eurozona es la de acelerar la implementación del mecanismo de rescate europeo (ESM) para que entre en vigor en 2012 y no en julio de 2013 como está previsto.

Salgado se mostró a favor de acelerar la implementación del mecanismo de rescate. 'Si hay un acuerdo general, España está interesada en que los periodos transitorios sean los menores posibles y, por tanto, si tenemos la posibilidad de implantar antes ese mecanismo permanente nosotros estaríamos absolutamente a favor'.

La vicepresidenta rechazó la sugerencia de Antonio Borges, director para Europa del FMI, de que España debería recurrir a un auditor externo para evaluar los activos bancarios, tal como hizo Irlanda, para recuperar la confianza de los mercados.

'Nosotros no vemos necesaria una auditoria externa', dijo Salgado. 'Creemos que el examen que se hace con el Banco de España y el hecho de que, desde principios de este año, todas las entidades hayan hecho pública con todo detalle su exposición al mercado inmobiliario, que es básicamente donde podrían estar las dudas, ha contribuido a reforzar la confianza', concluyó la vicepresidenta del gobierno español.