Público
Público

El FMI revisa a la baja los pronósticos para España en 2009

Eleva a 2,5% el crecimiento mundial para 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pronosticado hoy que el PIB de España caerá un 4 por ciento este año, un punto porcentual más que lo que había previsto en abril, mientras que en el 2010 el declive será del 0,8 por ciento.

Se trata del descenso más profundo calculado por el FMI en los países desarrollados, con respecto a sus anteriores pronósticos.

Mientras que el mundo en su conjunto se recuperará más rápido que lo previsto el próximo año, con un crecimiento del 2,5 por ciento, España seguirá en recesión y su Producto Interno Bruto (PIB) se encogerá un 0,8 por ciento, una décima más que lo augurado en abril.

El Fondo cree que las recesiones en Italia y Alemania también serán más profundas que lo previsto este año, con recortes del PIB del 5,1 por ciento y el 6,2 por ciento, respectivamente.

De forma colectiva, la zona euro registrará una recesión del 4,8 por ciento este año, seis décimas más que el pronóstico de abril del FMI. Para el 2010 prevé una reducción del PIB del 0,3 por ciento en la región.

El Fondo constata la mejora de las perspectivas entre los consumidores y las empresas europeas, pero los datos reales 'muestran pocas señales de estabilización', por lo que la recuperación será más lenta en el viejo continente que en el resto del mundo, en su opinión.

El organismo dijo que los gobiernos están dando apoyo a la economía con sus medidas extraordinarias, pero recalcó que la asignatura pendiente es la reforma del mercado laboral.

El consumo se resentirá del aumento del desempleo, al tiempo que la economía se verá frenada por su dependencia en un sector bancario que sigue enfermo, a juicio de la institución internacional.

Mientras que para Europa se mostró pesimista, el FMI elevó sus pronósticos para Estados Unidos. Ahora vaticina que el PIB de EEUU se reducirá un 2,6 por ciento este año, dos décimas menos que lo previsto en abril.

Para 2010, en lugar de mantenerse en la cuerda floja de la recesión con un crecimiento nulo, su PIB aumentará un 0,8 por ciento, según el informe del FMI.