Público
Público

El FMI ve necesario que España ponga en marcha un plan de estímulo fiscal para 2010

"España cae en la categoría de los países que deberían considerar hacer más, ya que todavía no ha anunciado medidas para 2010"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España tendrá que poner en marcha un nuevo plan de estímulo fiscal para el 2010, porque su economía seguirá débil, dijo este jueves un alto funcionario del Fondo Monetario Internacional (FMI).

'España cae en la categoría de los países que deberían considerar hacer más', dijo el alto funcionario, que pidió no ser identificado, en una teleconferencia celebrada hoy en Washington.

'España ha anunciado medidas para 2008 y 2009, pero aún no mucho para 2010, por lo que sabemos', afirmó el representante del Fondo.

El año que viene habrá algún gasto adicional derivado de proyectos iniciados con anterioridad, explicó, pero no lo suficiente para sostener a la economía.

El funcionario recalcó que Europa en general tiene que adoptar más medidas fiscales para el próximo año, una posición que también defendió Estados Unidos en la reunión ministerial del G-20, que tuvo lugar el fin de semana pasado en Londres.

El Fondo quiere que los países que tengan espacio fiscal para ello inyecten un 2% del PIB en la economía, principalmente mediante proyectos de infraestructura.

Europa 'ha hecho menos que lo que consideramos necesario, en términos de la meta del 2%', dijo el funcionario.

La entidad hizo sus recomendaciones al tiempo que divulgaba los estudios económicos que preparó para la reunión del G-20, en los que prevé una contracción de entre el 0,5 y el 1% en la economía mundial este año.

Según sus cálculos, el Producto Interno Bruto (PIB) de la zona euro se reducirá un 3,2 por ciento en el 2009, aunque la entidad no dio datos por países.

En su último pronóstico, en enero, auguró que la economía española se contraerá el 1,7% este año y el 0,1% en el 2010.

Desde entonces el Fondo ha constatado un empeoramiento de las condiciones mundiales, lo que le ha llevado a una revisión drástica de sus cálculos económicos para el planeta.