Público
Público

Fnac reducirá los sueldos un 15% y quitará el seguro médico a sus trabajadores pese a tener beneficios

El nuevo ajuste de la empresa llega después de 214 despidos y un nuevo convenio colectivo que les congela el salario hasta 2016

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Lejos queda el actual gigante del negocio cultural de la pequeña empresa cooperativa formada por dos jóvenes trotskistas en el París de los 50' con el objetivo de subvertir las reglas del mercado capitalista. Desde el comienzo de la crisis económica la Fnac no ha dejado de ganar dinero ni en un solo ejercicio. De lo que va de 2008 a la actualidad ha obtenido unos beneficios superiores a los 60 millones de euros. Aún así, la compañía ha decidido aprovechar el marco que ofrece la última reforma laboral del PP para conseguir que sus beneficios no disminuyan y ha planteado un ajuste que supone una reducción salarial total del 15% para el conjunto de sus trabajadores y la eliminación del seguro médico con el que contaban hasta ahora. Y a esto hay que sumarle 214 despidos en 2012.

Con estas medidas sobre la mesa, los representantes de los trabajadores se muestran convencidos de que la empresa les 'firma una sentencia de muerte'. Aunque en realidad sería 'rematar', pues el pasado 31 de enero se firmó el nuevo convenio colectivo de los grandes almacenes, en el que se amparan los empleados el Fnac. En él se estipula una congelación salarial hasta 2016 y la eliminación de las bonificaciones por trabajar fines de semana. 'Tras el empobrecimiento del convenio, Fnac nos quiere... rematar', reza la página del sindicato mayoritario en la empresa, UGT.

En España, Fnac cuenta con 24 tiendas que ocupan una superficie de 46.211 metros cuadrados y emplea a cerca de 2.400 trabajadores. Un empleado a tiempo completo cobra en torno a 900 euros y el que trabaja a tiempo parcial unos 600 euros. Con la reducción que plantea la empresa pasarían a cobrar 700 y 400 euros respectivamente. 'Esto supone un atropello, puesto que el umbral de la pobreza que establece el salario mínimo se sitúa en los 625 euros', explica a Público José Luis Solano, secretario general de la sección sindical de UGT en el Fnac y presidente del Comité intercentros de la empresa. 'Nos exigen mucha entrega, una alta cualificación y conocimientos y nos pagan como reponedores', asegura.

En concreto, lo que pretende la compañía es un descuelgue salarial con una reducción del 3% anual a todos los empleados durante un año. A esto se le suma un Expediente de Reducción Temporal de jornada, también para todos, que consiste en una reducción diaria del 12% de la jornada anual, y consiguientemente del salario, durante un año, exceptuando el período que va desde el 7 de diciembre hasta el 7 de enero, las vacaciones de Navidad. En total, un 15%. Además, 'verbalmente nos han dicho que van a eliminar el seguro médico, del que llevamos disfrutando 13 años y que es el único beneficio social que ofrece la empresa', asegura Solano.

En la última reunión que mantuvieron el martes pasado los sindicatos con la dirección de la compañía ésta les desveló que durante 2012 habían despedido a un total de 214 trabajadores, una cifra que se acerca al 9% de la plantilla y que 'supone prácticamente un Expediente de Regulación de Empleo', como valora el dirigente de UGT. Según explica, la mayoría de estos despidos se han justificado con la bajada de rendimiento y la empresa les ha pagado 45 días a los que echó hasta febrero y 33 al resto. 'Han despedido a personas con 12 años en la empresa alegando bajo el pretexto del rendimiento'. Además, 'si Fnac estuviera tan mal hubiera planteado despidos colectivos y no ha sido así'. Y por eso los sindicatos están buscando formas de denunciar a la compañía.

La empresa ha justificado su plan de ajuste aduciendo que durante 2012 obtuvo unos beneficios de 4,2 millones de euros frente a las 12,5 que había ganado en 2011. Mientras, en 2010 los beneficios se elevaban a 22,4 millones y a 10,6 en 2009 y 9,1 en 2208. La razón para que en 2010 fueran tan altos, según UG, es que ese año se contabilizaron elementos externos provenientes de la filial francesa.

José Luis Solano cuenta que desde los representantes de los trabajadores están 'llevando a cabo investigaciones para demostrar que los beneficios de 2012 son muy similares a los de 2011'. Los 8 millones de euros que faltarían de estas cuentas habrían sido desviados a Fnac-Francia para apoyar la salida a bolsa prevista para este primer semestre. 'Creemos que esto es una operación financiera para mejorar la situación de la empresa después de su reciente salida a bolsa'.

Antes que al plan del Fnac los trabajadores se enfrentan al nuevo convenio colectivo que les congela el salario hasta 2016, aunque 'en realidad no es congelar, puesto que el IPC sube y no los sueldos, por lo que en realidad significa bajarlos', asegura el representante de UGT. Creen que este convenio no les representa ni tiene legitimidad puesto que no fue negociado con las centrales mayoritarias dentro del Fnac, que son UGT seguida de CCOO y CGT. Ninguna de estas tres organizaciones firmaron y las tres se oponen a la aplicación de las nuevas reglas.

Frente al plan de la dirección los empleados de los distintos centros de trabajo ya han empezado a organizar movilizaciones. Los primeros han sido los de A Coruña, que acaban de convocar una huelga para el próximo 25 de marzo. Además, los sindicatos están barajando convocar una huelga general del Fnac de toda España el 23 de abril, al margen de las movilizaciones que se vayan convocando en cada territorio. '¿Qué vas a negociar si han despedido a 214 sin contar con los trabajadores?' se pregunta Solano. 'No nos dejan negociar y nos imponen una bajada salarial que nos sitúa al límite de la pobreza. ¿Qué vamos a hacer si no protestar?

Además, a través de la nueva cuenta de Twitter @fnacenlucha han anunciado este martes que 'En todas las tiendas estamos preparando acciones y movilizaciones. Os iremos informando puntualmente'. Además, acaban de lanzar una campaña de recogida de firmas a través de la web Change.org para pedir que se detenga el plan de la compañía.