Público
Público

Fomento pone caros Barajas y El Prat y los cede por menos de 30 años

El Gobierno da hoy vía libre a la concesión de los dos aeropuertos y a la venta parcial de Aena

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Será por esfuerzos. España hará hoy uno más para demostrar que hace e incluso se adelanta a los deberes que puede imponer la Unión Europea en un momento en el que arrecian los ataques contra España e Italia en la guerra de los especuladores (y otros actores) contra el euro. Hoy, el Consejo de Ministros autorizará los concursos para privatizar la gestión de los dos principales aeropuertos españoles, Barajas y El Prat. El encargado, el Ministerio de Fomento, va a poner caras estas dos concesiones administrativas. Además, el Gobierno también dará vía libre a la privatización parcial de la nueva empresa pública Aena Aeropuertos, desgajada de Aena.

Los contratos de los dos aeródromos están entre las mayores concesiones de aeropuertos del mundo que se abren a la gestión privada. Las empresas interesadas en hacerse con ellos tendrán que pujar con ofertas que sumen cantidades muy superiores a 4.500 millones por ambos, señalan fuentes de Fomento. Esta cantidad es la mitad del valor que se daba a toda Aena, la empresa madre, hace dos años, aunque esta valoración ha quedado obsoleta y habría que revisarla, según han puntualizado en la compañía pública en varias ocasiones.

Las ofertas por los dos aeródromos deberán superar los 4.500 millones

En todo caso, las cifras no convencen nada a los potenciales interesados, que son empresas de infraestructuras, compañías gestoras de aeropuertos extranjeros y fondos de inversión, principalmente. Y lo malo de ello es que si el concurso no ofrece condiciones atractivas puede cosechar pocas ofertas, con lo que se rebajarían las posibilidades del Estado de poder elegir entre muchas las más altas, las que le reportaran más ingresos.

La cortapisa que ven en algunas compañías potencialmente interesadas es que tendrían la gestión de estos aeropuertos por un plazo muy corto de tiempo para poder rentabilizarlos. Según el documento que envió Aena con las principales condiciones para sondear al sector, la concesión duraría 15 años, prorrogable a otros cinco. Diversas fuentes de los sectores interesados apuntan que con menos de 30 o 40 años no es posible recuperar la inversión realizada y ganar dinero (esperan que les rente, al menos, un 10% sobre lo invertido). Pero, aunque el departamento que dirige José Blanco ha variado algunas condiciones del documento inicial, como el plazo, en cualquier caso este no llegará a los 30 años, según fuentes de Fomento. Podría rondar los 25.

Las empresas no ven rentable quedárselos por menos de 40 años

Si el contrato durara 40 años, las arcas públicas podrían recaudar hasta un 40% más, de acuerdo con los cálculos de los sectores implicados. Por ejemplo, si las empresas se plantearan hacer ofertas que sumaran 3.000 millones por los dos aeropuertos y por los 15 años de concesión, estas subirían a 4.200 si fuera a 40 años.

Es la primera vez que España hace una concesión administrativa de aeropuertos, con lo que espera lograr unos ingresos considerables a lo largo del contrato.

Pero el Estado quiere recaudar aún más con la venta del 49% de Aena Aeropuertos, la empresa a la que Aena ha traspasado los 47 aeródromos limpios de deuda (12.000 millones, que se quedan en la matriz). Con ese porcentaje, el Estado sigue siendo el dueño de Aena Aeropuertos, pero tendrá uno o (algo más que probable) varios socios, que también tendrán voz y voto en el consejo de administración.

De momento, no está decidido cómo se va a hacer la venta, dice Fomento. Podría venderlo en dos fases. Al principio, Fomento barajaba una salida a Bolsa o una venta directa a varios inversores del 49%. Pero la última idea, hasta ahora, era colocar primero entre inversores privados entre un 5% y un 10% de Aena Aeropuertos de aquí a febrero y, más adelante, pensar si se saca a cotizar el resto. Así lo explicó el presidente de Aena, Juan Ignacio Lema, recientemente. Pero los ataques a España en los mercados ya han dado al traste con alguna salida a Bolsa, como la de Atento, una filial de Telefónica. Y hoy no es posible ver cuándo acabará la tormenta en los mercados.

El dinero que logre el Estado con Aena y los aeropuertos, igual que con la salida a Bolsa de Loterías del Estado, no irá a reducir déficit, porque se contabiliza en otra partida. Pero todo lo que ingrese de más el Estado es dinero que luego no tiene que ir a pedir al mercado vía emisiones de deuda, lo que alegra las cuentas públicas.

¿Cómo logra el estado los ingresos? Canon de las empresas

El Estado privatiza la gestión de Barajas y El Prat, pero no los vende. Las empresas que ganen los concursos pagarán una cantidad inicial que se fijará en las condiciones (que saldrán del horno en próximos días) y otro canon cada año que será el montante más alto entre un valor fijo que impondrá el contrato y un porcentaje de los ingresos totales del aeropuerto. Así lo estipulaban las condiciones que Aena envió el mes pasado. Es la primera vez que España hace una concesión administrativa de aeropuertos.

¿Qué ganan las compañías privadas? Explotan el tráfico, los comercios y hasta el suelo

Las adjudicatarias lograrán sus ingresos del tráfico de aviones, de las tiendas del aeropuerto y hasta del uso de los terrenos afectos a los aeródromos, donde podrán construir hoteles u oficinas.