Público
Público

Ford anuncia recortes de plantilla en Almussafes

La empresa alega el bajón del mercado para suprimir el turno de noche 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La planta de Ford en Almussafes una reducción “permanente” de personal. Así lo anunció este miércoles la empresa a los trabajadores de la factoría. A través de una nota, los obreros recibieron la noticia de que la suspensión indefinida del turno de noche que se anunció en marzo -y que dio lugar a un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal- se convierte en definitiva debido a las “condiciones deprimidas” de los mercados.

La noticia llega después de nueve meses de continuos ERE temporales y en pleno conflicto entre la empresa y los dos sindicatos minoritarios -CCOO y CGT- por la firma del nuevo convenio. La reducción “permanente” se traducirá en despidos, según anunció Ford a los sindicatos del comité de empresa en una reunión. Fuentes de la empresa afirmaron que está por definir cuántos obreros se verán afectados, y a través de qué fórmulas.

La planta emplea a 7.000 personas y supone el 22% de las exportaciones valencianas. La reducción de plantilla se conoció el mismo día en que Ford anunció que el nuevo modelo del Ford Focus se fabricará íntegramente en la planta de Saarlouis, en Alemania.

La noticia acabó con las expectativas generadas en Almussafes sobre el posible encargo de alguna de las variantes del modelo. La empresa sí asignará a la planta española la fabricación del C-MAX a partir del año 2010, lo que traerá “estabilidad” a la planta, según Gerardo Camps, conseller valenciano de Economía.

“De momento, hay que esperar”, declaró Gonzalo Pino, representante de UGT, el sindicato mayoritario en la planta. “Cuando sepamos los detalles del expediente de extinción trataremos de reducirlo a la mínima expresión”, añadió, y reconoció que “hay que adaptarse” al bajón del mercado.

CCOO anunció que no permitirá una extinción “traumática” de trabajo. Por su parte, CGT recordó que los últimos datos de ventas son buenos y que, de hecho, el último ERE se planteó para 1.100 trabajadores pero terminó afectando sólo a 300.

Francisca Cuesta, de CGT, recordó que la empresa ha recibido generosas ayudas por parte de las autoridades españolas: “En los últimos meses, se han recibido 6 millones de la Generalitat Valenciana y 83 del Gobierno”, si bien esta última cifra consiste en un préstamo sin intereses.