Público
Público

Ford retrasa su "ajuste de cuentas" con una oferta de deuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La nueva oferta de deuda de Ford Motor es la última de una serie de reestructuraciones de deuda corporativa dirigidas a ayudar a la automovilística a recuperarse en medio de una larga crisis crediticia.

Ford, el segundo mayor fabricante automóviles del mundo, anunció el miércoles por la noche que convertiría deuda a acciones y haría dos jugosas ofertas en efectivo que podrían retirar hasta 10.400 millones de dólares de la deuda de la empresa.

El anuncio es el último paso tomado por la compañía para reforzar sus finanzas y realizar un plan para darle la vuelta al negocio sin solicitar préstamos de emergencia del Gobierno de EEUU. Ford es la única automovilística del país que no ha pedido ayuda del Gobierno.

El fondo de capital privado Blackstone Group y Goldman Sachs son las asesoras de la oferta de deuda de Ford, según una persona familiarizada con el acuerdo.

"Cualquier compañía ahí fuera está haciendo alguna versión de esto, así que no es sorprendente", dijo Jeff Given, director de cuenta en John Hanchock, en Boston, donde gestiona activos de ingresos fijos, incluyendo las garantías de Ford. "Si puedes retrasar más el día de ajustar cuentas, tiene sentido".

"Esto les pone en una posición financiera más fuerte para el futuro, les permite convertir la deuda en acciones y les ayuda a recapitalizar la empresa", explicó Given.

Ford dijo estar poniendo hasta 2.200 millones de dólares disponibles en efectivo para reestructurar su deuda. A finales de 2008, tenía 25.800 millones de dólares como deuda de su negocio de automoción.

Si bien la decisión ayudará a mejorar la hoja de balance de la empresa, podría pesar en su cotización, apuntó el analista de Barclays Capital Brian Johnson en una nota de investigación.

Johnson mantiene un precio objetivo de un dólar, y señaló que la empresa podría retirar más de 10.000 millones en deuda, asumiendo una participación completa.

"Sin embargo, podría retirarse (una cifra) más cercana a los 6.000 millones de dólares utilizando una tasa de participación más conservadora del 60 por ciento", indicó en una nota.

La compañía ha cerrado un acuerdo con el sindicato de Trabajadores Unidos del Automóvil en cuanto a los cambios de contrato para reducir sus costes laborales.