Público
Público

Ford y UGT firman un convenio para 5 años y un ERE con la oposición del resto del comité

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dirección de la planta de Ford Almussafes y el sindicato mayoritario en la factoría, UGT, han firmado hoy, con la oposición del resto de sindicatos, el convenio colectivo 2009-2013 y el acuerdo sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a 600 trabajadores.

A la firma ha asistido el director general de Trabajo de la Generalitat, Román Ceballos, que ha destacado que se trata de uno de los mejores convenios del sector en España y en Europa y garantiza "un número importantísimo" de empleos directos e indirectos.

Además, demuestra "el clima de estabilidad sociolaboral y el nivel de diálogo social" que hay en la Comunitat Valenciana, que a su juicio favorece "cualquier tipo de inversión".

El convenio, aceptado por el 75 por ciento de los trabajadores que votaron la propuesta en referéndum, recoge una subida salarial del 2 por ciento para este año y un incremento igual al IPC previsto para cada año y la conversión en fijos de 700 contratos temporales.

Se pondrán en marcha cuatro promociones de aprendices con el compromiso de contratar con carácter fijo a veinte personas por promoción.

El ERE, de carácter voluntario, afectará a 600 empleados, 200 de con prejubilaciones y bajas incentivadas y 400 que serán recontratados en un periodo de tres años dentro del programa de bajas incentivadas ofertado para atender el excedente de personal consecuencia de la eliminación del turno de noche (400 personas).

Tanto el director de Fabricación de Ford, Antonio Adés, como el portavoz de UGT, Gonzalo Pino, han expresado su satisfacción por el acuerdo alcanzado entre ambas partes y han recordado que este convenio plasma el acuerdo al que llegaron Ford Europa y el sindicato UGT en 2007.

Adés ha manifestado que la estabilidad social en la planta permitirá centrarse "en los nuevos productos", el C-Max en versiones 5 y 7 puertas, que se lanzará en julio de 2010 y cuya producción en pruebas ha comenzado ya en la planta.

Actualmente, la factoría produce 1.460 unidades, 930 de Fiesta y 530 de Focus, que se mantendrá hasta finales de año. Las previsiones para el inicio de 2010 indican que estas cifras bajarán ligeramente.

Según Ford, la producción de Fiesta y Focus se combinará con el C-Max durante el tiempo en que se continúe con la fabricación del Focus, que inicialmente está previsto dejar de fabricar a finales del próximo año aunque Adés ha precisado que no hay fecha fija.

El portavoz del sindicato mayoritario en la factoría, UGT, ha afirmado que no se perderá empleo en el futuro y que la plantilla se seguirá rejuveneciendo.

Ceballos ha indicado que, una vez firmado el nuevo ERE para el próximo año, Trabajo procederá a revisar el expediente de suspensión temporal que afecta actualmente a 294 trabajadores y que tiene vigencia hasta final de año.

El portavoz de CCOO en la planta, Miquel Rosaleny, ha criticado que se han mezclado dos asuntos que no tienen relación, el convenio y el ERE, y ha precisado que el expediente no ha sido votado por los trabajadores, que se pronunciaron "única y exclusivamente" sobre el convenio.

"Los trabajadores no han apoyado con su voto un ERE que supone la extinción directa de 600 contratos y la extinción futura de 1.300", ha señalado en referencia a sus efectos y a los prejubilados de los próximos años.

Según este sindicato, en 2013 la plantilla de casi 7.000 empleados se reducirá un 30 por ciento y quedará en unos 3.400.

La CGT ha lamentado que el convenio está condicionado "por cinco ERE", así como que la UGT "no se ha querido desviar del acuerdo que alcanzó en 2007".

El presidente del comité, Juan Luis Naranjo, ha resaltado que ha sido el convenio "más tenso" y que está enmarcado en "un entorno industrial muy difícil".