Público
Público

Los forenses confirman que Nagore fue estrangulada

La visión de las imágenes del cadáver provocó el desmayo de un jurado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los dos médicos forenses que practicaron la autopsia de la joven Nagore Laffage, asesinada el 7 de julio de 2008 en Pamplona, afirmaron ayer estar seguros de que su muerte fue violenta y que falleció al ser estrangulada, al parecer con una sola mano.

En la quinta sesión del juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Navarra contra José Diego Yllanes por la muerte de Nagore Laffage durante los sanfermines del año pasado, los forenses señalaron que el cadáver presentaba lesiones que indican que sufrió una agresión durante un tiempo 'relativamente prolongado', informa Efe.

Una serie de hematomas en la zona del cuello revela que se ejerció una fuerte presión con las manos y otras lesiones muestran que se produjo una congestión venosa, un signo de asfixia. Los forenses también dictaminaron que el fallecimiento se produjo entre las 7.00 y las 11.00 horas.

Al comienzo de la exposición de los forenses, el juez, al ver la alteración que mostraba el acusado, preguntó a la defensa si deseaba salir de la sala para vomitar, a lo que Yllanes se negó. A continuación, el asesino confeso siguió las explicaciones de los especialistas, acompañadas de fotos y diagramas de la autopsia, con la cabeza baja, mirando al suelo.

Durante la sesión, hubo que hacer dos recesos para que se recuperara un miembro del jurado que sufrió leves desvanecimientos al ver las imágenes del cadáver.

Posteriormente, dos psiquiatras forenses que examinaron al acusado afirmaron que este presentaba arañazos en los nudillos compatibles con la acción de dar un puñetazo y lesiones muy leves en hombros, brazos, una pierna y la zona lumbar.

Las psiquiatras, que sólo pudieron entrevistarse con el acusado en una ocasión, al negarse Yllanes a colaborar con las especialistas, indicaron ayer que el joven presenta 'unos rasgos claramente compulsivos' y es 'obsesivo por el orden, poco expresivo y bastante rígido en cuanto a los patrones de comportamiento'.

Las especialistas han declarado que el acusado no tiene afectada su capacidad de percepción, pensamiento o memoria y se encuentra 'ansioso', aunque no han considerado que sufra un trastorno de personalidad.

En la sesión de hoy también han declarado varios testigos de la defensa, entre ellos una ex novia de Yllanes que mantuvo de 1998 a 2001 una relación con el acusado, de quien ha dicho que es 'una persona tranquila, en la que se puede confiar' y que 'siempre trata de ayudar a los demás'.