Público
Público

Una fórmula infantil especial no previene alergias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Eric Schultz

Aunque las guías pediátricasrecomiendan el uso de fórmulas infantiles con suero de leche"amigables con las alergias", un nuevo estudio revela que esosproductos no protegen de las alergias a los bebés con altoriesgo de desarrollar sensibilidad.

Bebés con antecedentes familiares de alergias a alimentos oalergenos ambientales alimentados con NAN Hypoallergenic(Nestlé) después de abandonar la lactancia fueron tan propensosa desarrollar alergias como los niños alimentados con fórmulacon leche o soja, publica un equipo en The Journal of Allergyand Clinical Immunology.

Esto "no respalda la recomendación de utilizar (la fórmulade suero de leche) después de la lactancia como estrategiapreventiva en bebés con alto riesgo de desarrollar alergias",escribe el equipo de Adrian Lowe, de Royal Children's Hospital,Melbourne, Australia.

Dado que estudios previos habían determinado que laproteína de la leche de vaca aumentaría la posibilidad dedesarrollar alergias, muchos médicos recomiendan unaalternativa llamada fórmula de suero de leche parcialmentehidrolizada (pHWF, por sus siglas en inglés). El suero de lechees un derivado de la producción de quesos.

La pHWF tiene proteínas más pequeñas con menos riesgo decausar respuestas alérgicas. Su uso gradual en niños de altoriesgo los ayudaría a tolerar las proteínas más grandes, segúnTiffani Hays, directora de nutrición pediátrica de JohnsHopkins Children's Center y que no participó del estudio.

"El objetivo es que el sistema inmunológico construyatolerancia", explicó Hays, que trabajó como consultora paraNestle Nutrition.

El equipo australiano dividió al azar a 620 bebés de altoriesgo en 3 grupos, que recibieron pHWF, fórmula con leche devaca o con leche de soja después de suspender la lactancia, quehabía durado unos 3,5 meses.

Durante los 2 años de seguimiento, el equipo les realizó alos bebés tests cutáneos periódicos para determinar larespuesta a los alergenos más comunes, como la leche, el huevo,el maní, los ácaros del polvo y el pelo de gato. Registró lossignos de eczemas o reacciones a los alimentos.

Más de la mitad de los bebés desarrolló alergias, sinimportar el tipo de fórmula consumida.

Además, las fórmulas no tuvieron efecto alguno en el riesgode que los niños desarrollaran asma, otra hipersensibilidadinmunológica asociada con la alergia.

Estos resultados no modificarán las recomendacionesvigentes, pero destacan la necesidad de contar con másestudios, según el doctor Wesley Burks, jefe de alergias einmunología pediátrica de Duke University Medical Center,Durham, Carolina del Norte, y que no participó del estudio.

Mientras que la fórmula con suero de leche sería másbeneficiosa que la fórmula con leche de vaca para los bebés noalimentados con leche materna, no se recomienda como reemplazode la lactancia materna, aclaró el doctor José Saavedra,director médico y científico de Nestle Nutrition.

La lactancia proporciona beneficios para la salud y lanutrición del bebé que las fórmulas no pueden reemplazar,finalizó Saavedra.

FUENTE: The Journal of Allergy and Clinical Immunology,online 23 de junio del 2011.