Publicado: 16.01.2014 19:07 |Actualizado: 16.01.2014 19:07

El Foro Económico Mundial sitúa la brecha entre ricos y pobres como el mayor riesgo para la economía

El informe 'Global Risks 2014'  evalúa 31 riesgos de naturaleza económica, medioambiental, geopolítica, social y tecnológica que nos amenazan en los próximos diez años 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La brecha crónica entre los ingresos de los ciudadanos más ricos y los más pobres es el riesgo que más probabilidades tiene de causar graves perjuicios a escala mundial en la próxima década, según el informe 'Global Risks 2014' del Foro Económico Mundial.

Con una perspectiva de diez años, el informe evalúa 31 riesgos de naturaleza mundial que podrían causar impactos negativos importantes en industrias y países, si se concretan. Los riesgos se agrupan en cinco categorías - económica, medioambiental, geopolítica, social y tecnológica - y se miden tanto en términos de sus probabilidades de concreción, como en su impacto potencial.

El estudio señala que, después de la disparidad de ingresos, los episodios meteorológicos extremos representan el riesgo mundial que más probabilidades tiene de causar un efecto sistémico importante a escala mundial. A éste le siguen el desempleo y subempleo, el cambio climático y los ataques cibernéticos. Por su parte, el informe, en el que han participado más de 700 expertos mundiales, identifica las crisis fiscales como el riesgo mundial que podría causar el mayor impacto sobre los sistemas y países en el curso de los próximos diez años.

Este riesgo económico va seguido de dos riesgos medioambientales, el cambio climático y las crisis del agua, y del desempleo y subempleo. En quinto lugar, cita una interrupción crítica de la infraestructura de la información, que constituye un riesgo tecnológico, como uno de los riesgos de mayor impacto potencia.

"Cada riesgo considerado en este informe encierra el potencial de provocar una falla a escala mundial; sin embargo, es su interconectividad lo que hace que sus repercusiones negativas sean tan pronunciadas ya que, en su conjunto, pueden ejercer un efecto aumentado", afirmó la economista jefe del Foro Económico Mundial, Jennifer Blanke. Por ello, Blanke defendió que es "esencial" que todos los agentes de una sociedad (gobiernos, empresas, y sociedad civil) cooperen con el objetivo de hacer frente a la presencia de riesgos mundiales y adaptarse a los mismos.

Por otro lado, el estudio también alerta del desempleo y subempleo juvenil, los dos desafíos altamente asociados a los que hacen frente los jóvenes que llegan a la mayoría de edad en la actual década de menores oportunidades de empleo y costes crecientes de la educación. En este sentido, recuerda que más del 50% de los jóvenes de algunos países desarrollados están buscando trabajo y que hay un nivel creciente del empleo informal en regiones en desarrollo donde vive más del 90% de la juventud del mundo actual.

El Jefe de Riesgos del Grupo, de Swiss Re, David Cole, incidió en que hoy en día muchos jóvenes se enfrentan a una "situación muy difícil", ya que, como resultado de la crisis financiera y la globalización, la generación más joven de los mercados maduros lucha contra "una situación desesperada, con cada vez menos oportunidades de trabajo, y con la necesidad de soportar el envejecimiento de la población".

"Es vital que nos sentemos con los jóvenes ahora y empecemos a plantear soluciones que tengan como objetivo crear sistemas educativos más adecuados, mercados de trabajo funcionales, intercambios eficaces de competencias y el futuro sostenible del que todos dependemos", agregó. Por otro lado, subraya que la creciente dependencia de Internet para realizar tareas esenciales y la expansión masiva de dispositivos conectados a la red hacen que el riesgo de un fallo sistémico, a una escala capaz de desintegrar sistemas o incluso sociedades, "sea mayor que nunca en 2014".

"El efecto podría ser una balcanización de Internet, o el denominado 'apocalipsis cibernético', en el que los piratas informáticos gozan de una superioridad abrumadora y en el que se han generalizado las interrupciones masivas", advierte