Público
Público

La fortaleza del euro marca el beneficio de Repsol YPF, que sube un 2%, hasta los 3.188 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Repsol YPF obtuvo el año pasado un beneficio neto de 3.188 millones de euros, el 2 por ciento más que en 2006, en un ejercicio marcado por una depreciación del dólar frente al euro del 8,4 por ciento y la reducción de los márgenes internacionales de la actividad de química.

El lastre de un euro fuerte fue compensado parcialmente por el incremento del precio del barril de petróleo en los mercados internacionales y los mayores márgenes internacionales de la actividad de refino, explica la petrolera hispano-argentina.

El beneficio de explotación (EBITDA) cayó el 5,3 por ciento, hasta los 8.573 millones de euros, mientras que el resultado de las operaciones continuadas ascendió a 5.808 millones, un 1,7 por ciento menos.

La exploración y producción de hidrocarburos descendió el 7,9 por ciento, hasta los 1,03 millones de barriles de crudo diarios, por la menor actividad en Dubai, Venezuela, Bolivia y Argentina, situación que se compensó con un aumento del 3,3 por ciento en otras zonas, entre las que destacan Brasil, Trinidad y Togago y Libia.

Las ventas de productos petrolíferos crecieron el 4,7 por ciento, hasta alcanzar los 61,4 millones de toneladas, mientras que las de productos petroquímicos alcanzaron los 4,9 millones de toneladas, un 3,1 por ciento, y las de gases licuados de petróleo (GLP) los 3,8 millones de toneladas, el 1,8 por ciento más.

A 31 de diciembre pasado la deuda neta era de 3.493 millones de euros, 903 millones menos que en igual fecha de 2006, lo que arroja un ratio entre deuda neta y capital empleado del 13,4 por ciento.

El año pasado Repsol YPF invirtió 5.373 millones, la mayor parte en exploración y producción de hidrocarburos, 2.912 millones. El área de refino y marketing acaparó unas inversiones de 974 millones, química recibió 176 millones y gas y electricidad 651 millones.

Por áreas de negocio, el resultado operativo de exploración y producción descendió el 9,7 por ciento, hasta los 2.968 millones, a causa de la mencionada depreciación del dólar, que ha mermado el resultado en 285 millones.

Asimismo, influyeron en esta caída el cese de la actividad en Dubai y las variaciones contractuales en Bolivia y Venezuela, que restaron 119 millones, el aumento de costes (277 millones), así como las mayores amortizaciones por inversiones (155 millones) y los gastos derivados de la mayor actividad exploratoria (174 millones).

El precio medio de la cesta de líquidos producida por Repsol YPF fue de 49,84 dólares por barril, tres dólares más que en 2006.

En refino y márketing el resultado de las operaciones creció el 27,1 por ciento y alcanzó los 2.358 millones gracias a la mejora del margen de refino y la mayor actividad de destilación de productos.

También influyó en esta positiva evolución los mejores márgenes de comercialización y de GLP.

El beneficio operativo de química fue de 231 millones, lo que supone una merma del 34 por ciento respecto a 2006 achacable a los menores márgenes de la química básica y el descenso de producción de Argentina por la restricción en el suministro de gas natural.