Público
Público

La foto del miliciano de Robert Capa fue un montaje, según El Periódico de Catalunya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La fotografía de Robert Capa más reproducida de la Guerra Civil española, en la que se ve al miliciano Federico Borrell mientras cae mortalmente herido en Cerro Muriano (Córdoba) no se hizo en ese lugar sino que fue un montaje efectuado a cincuenta kilómetros de distancia.

El Periódico de Cataluña afirma hoy, tras investigar las fotos que de ese suceso se exponen en el Museu d'Art de Catalunya (MNAC), que "esta imagen mítica fue tomada lejos del frente de batalla", lo que "confirma casi definitivamente que la secuencia fue un montaje flagrante".

La mítica fotografía de Capa ha sido perseguida desde hace años por la polémica y las dudas sobre su autenticidad, ya que se decía que no fue tomada en un combate real sino en unas maniobras.

Así lo sostiene, por ejemplo, el documental "La sombra del iceberg" de los periodistas Raul Riebenbauer y Hugo Domenech.

La fotografía fue tomada el 5 de septiembre de 1936, teóricamente en Cerro Muriano (Córdoba) y publicada por primera vez en la revista francesa "Vu" dieciocho días más tarde.

Hace pocos días, el diario La Razón publicó un análisis en el que se comparaban la fotografía en cuestión y otra tomada el mismo día y exactamente en el mismo lugar en el que aparece otro miliciano abatido.

La extraordinaria coincidencia parece abonar la tesis de que se trata de instantáneas preparadas, según La Razón.

La información que publica hoy el Periódico añade pruebas documentales que demostrarían, además, que la foto no fue tomada en Cerro Muriano, donde efectivamente hubo combates en esa fechas, sino en la loma de Las Dehesillas, junto al casco Urbano de Espejo (Córdoba).

Hasta ahora, la foto del miliciano caído no tenía un fondo que permitiese identificar el lugar, pero la colección de 40 fotografías de esa jornada que se exponen ahora en el MNAC ha podido confirmar que la instantánea se tomó en Las Dehesillas, un paraje situado a unos cincuenta kilómetros de Cerro Muriano y a unos 10 kilómetros del frente.

El Periódico apoya su tesis en fotos hechas el pasado miércoles en el mismo lugar en el que se tomaron las instantáneas en 1936 y en las que se ven los mismos puntos de referencia que en las de Capa: la loma de las Dehesillas, en el límite del casco urbano de Espejo, una zona que entonces era un sembrado y que desde los años 40 es un olivar.

El diario asegura que el cambio de ubicación en 50 kilómetros "cambia toda la historia y confirma definitivamente que la secuencia estuvo preparada" ya que en Espejo solo hubo lucha entre el 22 y el 25 de septiembre, al mismo tiempo que la fotografía era publicada en la revista francesa Vu, y veinte días después de que Capa y su compañera Gerda Taro dejasen Cerro Muriano, el 5 de septiembre.