Público
Público

Fracasa una operación militar de Francia contra Aqmi en Malí para liberar a un rehén

El Ejército galo mata a seis terroristas pero no da con el paradero del secuestrado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un grupo de élite del Ejército francés lanzó la pasada madrugada un ataque contra presuntos miembros de Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI) en el norte de Malí con el objeto de liberar al rehén Michel Germaneau, de 78 años. Los soldados franceses no han logrado dar con el paradero del secuestrado y en la operación han muerto seis supuestos miembros de AQMI, mientras que otros tres han resultado heridos. Los franceses no han sufrido ninguna baja.

El Elíseo reacciona así al ultimátum dado por Al Qaeda para el Magreb Islámico que amenaza con asesinar a Germeneau si no eran puestos en libertad un grupo de presos de AQMI que cumplen condena en cárceles de la zona. El plazo expira el próximo lunes. Germeneau está desde abril en poder de la katiba (facción) liderada por Abu Zeid, que ya asesinó al británico Edwin Dyer el pasado verano, después de que el Gobierno de Gordon Brown se negase a negociar acuerdo alguno con los terroristas.

Los españoles Roque Pascual y Albert Vilalta permanecen secuestrados desde el 29 de noviembre de 2009 por AQMI. Están en poder de Moctar Belmojtar, otro emir de Al Qaeda para el Magreb Islámico, que reclama la puesta en libertad de uno de sus lugartenientes, encerrado en Mauritania, y el pago de un botín millonario. El Gobierno de Nouakchott rechazó el mes pasado la petición española de que el terrorista fuera excarcelado. En marzo, Belmojtar dejó marchar a Alicia Gámez, quien había sido raptada junto a los otros dos cooperantes cuando viajaban por la carretera que une las dos principales ciudades de Mauritania dentro de una caravana solidaria.

En un comunicado difundido a través de Internet la pasada semana, AQMI aseguraba: 'Los muyaidines conceden una última prórroga a Francia, que no repetirán y que no sobrepasará los quince días a partir de julio de 2010'. Aprovechaban la presión que el Gobierno francés ejerció sobre el maliense para que el anterior rehén galo, Pierre Camatte, fuera finalmente liberado en febrero pasado a cambio de la excarcelación de cuatro terroristas en Malí. Abu Zeid no tardó ni dos meses en volver a secuestrar a un ciudadano francés.

A pesar de que los españoles están en manos de una katiba distinta, fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por Público apuntaron a que la acción militar de los franceses podría, cuando menos, ralentizar la puesta en libertad de los cooperantes catalanes. El Gobierno español ha centrado sus esfuerzos en el plano diplomático y en las gestiones a través de intermediarios. Uno de ellos, un consejero del presidente de Burkina Fasso, Blaise Campaoré, contribuyó a la puesta en libertad de Alicia Gámez.