Público
Público

El fracaso de las negociaciones abre un duelo Royal-Aubry por el control

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fracaso de las negociaciones la pasada madrugada entre los diversos pretendientes para hacerse con el control del Partido Socialista (PS) abre un duelo entre Ségolène Royal y Martine Aubry, que esta mañana formalizó su candidatura como ya lo hizo ayer el tercero en discordia, Benoît Hamon.

La última jornada del congreso del PS en Reims (norte de Francia) se inició también con la certidumbre de que terminará sin que se haya elucidado quién será el próximo primer secretario de la formación que reemplace a François Hollande, algo que dirimirán los militantes con una votación el próximo jueves.

El alcalde de París, Bertrand Delanoe, hizo saber que pese a haber liderado una de las cuatro mociones sobre la que ya se pronunciaron los militantes el pasado día 6, renuncia a litigar por el puesto de primer secretario y, por boca de un portavoz, lo explicó porque "no hay que añadir división a la división".

Delanoe, cuya moción había quedado con un 25 por ciento de los votos por detrás de la de Royal (29 por ciento) y por encima de las de Aubry (24 por ciento) y Hamon (18 por ciento) no quiso dar consigna de voto.

El mismo portavoz justificó esa aparente neutralidad al indicar que "por una parte hay una concepción del partido que inquieta", en alusión a Royal, ex candidata presidencial del PS en 2007 y actual presidenta de la región Poitou Charentes, y "por otra una línea política que no es la nuestra", en referencia a Aubry, ex ministra y alcaldesa de Lille.

Esta última, que ayer había pedido a Delanoe y a Hamon hacer frente común frente a Royal, reprochó esta mañana al primer edil de la capital francesa esa ausencia de consigna de voto porque así asume "la responsabilidad de librar el partido a Ségolène Royal, con la que se comportan como aliados objetivos".

Un centenar de dirigentes del partido en representación de las cuatro mociones estuvieron reunidos anoche al término de la sesión plenaria para intentar obtener una mayoría que dirija el PS, pero Royal abandonó hacia la 1.30 locales (0.30 GMT) con sus más próximos colaboradores y lanzó un nuevo órdago contra el frente de sus rivales.

"Hago un llamamiento a todos los militantes, que van a asumir sus responsabilidades para saber qué partido quieren: el de los métodos de otro tiempo o un PS orientado al futuro con una nueva generación y nuevos métodos", señaló la presidenta regional.