Público
Público

Una frágil Italia teme la altura de Nueva Zelanda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La confianza de la selección italiana es tan frágil que los jugadores de la vigente campeona del mundo hablaron más de la amenaza que representa Nueva Zelanda que de cómo ganar a un equipo situado en el puesto 78 de la clasificación mundial.

El empate por 1-1 de la "Azzurra" el lunes ante Paraguay fue la última de una serie de actuaciones poco convincentes de la selección italiana y no parece ser una garantía de cara al enfrentamiento en el estadio Mbombela de Nelspruit con un rival de poco nivel como es Nueva Zelanda.

La presencia del inexperto portero italiano, Federico Marchetti, en el equipo titular tras la lesión en la espalda de Gianluigi Buffon, se sumará a las dudas que mostró la defensa italiana ante Paraguay.

El guardameta de 27 años, que acostumbra a despejar el balón con los puños, ha sido seis veces convocado con la selección pero en pocas ocasiones ha salido como titular.

Por su parte, Nueva Zelanda logró su primer punto en un Mundial tras empatar 1-1 ante Eslovaquia con un gol de Winston Reid en el tiempo de descuento.

Italia se mostró preocupada por la altura de sus contrincantes, que podrían aprovechar esta ventaja dentro del área.

"Sabemos que es una selección muy física y buena en los balones aéreos", señaló Marchetti a la prensa, consciente de que tendrá que imponerse en el área si quiere evitar una situación complicada.

Los actuales campeones ya mostraron sus deficiencias en un amistoso que ganaron 4-3 ante Nueva Zelanda antes de la Copa Confederaciones que se disputó en Sudáfrica el año pasado, donde fueron eliminados en la fase de grupos.

Nueva Zelanda, que se clasificó para el Mundial tras superar a equipos como Nueva Caledonia, y posteriormente a Bahréin en la repesca, complicó constantemente a Italia en ese encuentro y sólo un gol en los instantes finales evitó la humillación del conjunto dirigido por Marcello Lippi.

JUGADAS ENSAYADAS

El defensa Domenico Criscito, que mantendrá su puesto pese a su pobre actuación del lunes, también se mostró preocupado.

"Nueva Zelanda es muy buena en las jugadas ensayadas. Tenemos que salir a ganar. No pensamos en la derrota", dijo Criscito.

Si preguntas a los aficionados italianos sobre la principal fortaleza de su equipo, puede que su mente se quede en blanco.

Los delanteros Alberto Gilardino y Vincenzo Iaquinta pasaron desapercibidos ante Paraguay, aunque Lippi podría no cambiar nada en el equipo titular pese a que Giampaolo Pazzini y Antonio Di Natale piden una oportunidad desde el banquillo.

El equipo seguirá alternando entre las conservadoras formaciones 4-4-2 y 4-2-3-1 debido a la ausencia por lesión del centrocampista Andrea Pirlo, el más prolífico en la creación del juego.

Sin embargo, el centrocampista de origen argentino Mauro Camoranesi podría salir desde el inicio para suplir su ausencia.

Pirlo ya está realizando carrera continua y algunos ejercicios con balón para recuperarse de una lesión muscular, pero Lippi ha confirmado que descarta su presencia ante los neozelandeses.

El habilidoso centrocampista podría reaparecer el jueves en el último partido de su equipo ante Eslovaquia.

Nueva Zelanda, que espera poder contar con el segundo capitán de su equipo, el centrocampista Tim Brown, que se ha recuperado de una fractura en un hombro, y buscará disfrutar del momento.

"No tenemos nada que perder, nadie espera nada de nosotros", dijo el defensa Tommy Smith.

"Sólo saldremos a demostrarnos a nosotros mismos que podemos enfrentarnos a un equipo de alto nivel", añadió.

Italia y Nueva Zelanda comparten el Grupo F del Mundial con Paraguay y Eslovaquia. Los cuatro equipos se encuentran empatados con un punto.