Público
Público

France Télécom participará en una oferta por Le Monde

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El consejo de administración de France Télécom ha aprobado la participación de la firma en una oferta conjunta con otros dos inversores para hacerse con una parte de Le Monde, dijo el domingo una fuente cercana al asunto.

Pese a ser uno de los periódicos más respetados de Francia, Le Monde está perdiendo dinero y busca una inyección de capital. Le Monde ha contratado a asesores financieros para poder vender una participación mayoritaria, que podría llegar a costar hasta 100 millones de euros.

France Télécom, la española Prisa y Claude Perdriel, dueño de la revista Nouvel Observateur, conforman uno de los dos consorcios que preparan sus ofertas para lograr una participación en Le Monde.

"La junta supervisora de France Télécom ha aprobado el proyecto presentado respecto a Le Monde", dijo la fuente.

Le Nouvel Observateur dijo a Reuters el viernes que tenía previsto entrar en una oferta el lunes sobre una participación en el periódico francés. France Télécom no quiso hacer comentarios en esa ocasión.

La unidad Orange de France Télécom buscó invertir entre 50 y 60 millones de euros en Le Monde, dijo el presidente ejecutivo de la firma, Stephane Richard, a la edición del semanario Journal du Dimanche el domingo.

France Télécom, Perdriel y Prisa buscarían comprar el 34 por ciento de Le Monde Interactif al grupo de medios francés Lagardere y así convertirse en su principal accionista, agregó Richard.

Richard dijo que si la oferta de su grupo tiene éxito, las operaciones de Le Monde serán guiadas en conjunto por Perdriel y Prisa. Orange participaría principalmente en el desarrollo del negocio interactivo de Le Monde, en vez del contenido editorial, agregó.

Prisa dijo que quería participar en la recapitalización de Le Monde, pero pidió el verano para prepararse. No se pudo contactar a un portavoz de Prisa para conocer sus comentarios el domingo.

La venta de Le Monde se ha convertido en un tema político en Francia después de que el presidente del país, Nicolas Sarkozy, llamara a su despacho al presidente ejecutivo del periódico, Eric Fottorino, para discutir el futuro de la publicación.

La prensa francesa informó de que Sarkozy, quien se encuentra en la derecha de la esfera política, estaba disconforme por la posibilidad de que un consorcio de tres ofertantes con contactos con la izquierda puedan asumir el control del diario.