Público
Público

Algunos franceses podrían no querer jugar, dice Domenech

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El entrenador de la selección de Francia, Raymond Domenech, dijo el lunes que existe la posibilidad de que algunos futbolistas de la plantilla no quieran jugar el próximo partido del Mundial contra Sudáfrica, en medio de una polémica que estalló el domingo.

Francia debe disputar su último partido por el Grupo A contra Sudáfrica el martes, tras empatar en el debut con Uruguay y caer ante México.

"Es una posibilidad (que algunos jugadores no quieran jugar contra los anfitriones en Bloemfontein)", dijo Domenech, que se ha enfrentado a una rebelión de sus futbolistas en las últimas 48 horas.

"Hay que tenerlo en cuenta cuando componga el equipo", dijo el entrenador, de 58 años, en una conferencia de prensa.

El caos en la selección gala, campeona del mundo en 1998, comenzó tras la expulsión del equipo de Nicolas Anelka por insultar al técnico. Los jugadores se negaron a entrenar el domingo en solidaridad con su compañero.

Además, el capitán Patrice Evra protagonizó una pelea con el preparador físico y el director del equipo renunció por el escándalo.

El técnico expresó el lunes su solidaridad con la Federación de Fútbol Francesa (FFF) por la expulsión del delantero Anelka.

"La sanción emitida contra Nicolas Anelka está justificada, apoyo a la Federación en su decisión", señaló Domenech en una conferencia de prensa el día anterior al último partido de Francia del Grupo A contra Sudáfrica.

Domenech calificó el comportamiento de sus jugadores como una "imbecilidad" y una "farsa".

El técnico le pidió a sus jugadores, ante las fuertes críticas y la burla de los aficionados y los medios de comunicación franceses, que mostraran orgullo ante Sudáfrica.

"La reputación del equipo de Francia está en juego en el próximo partido", dijo Domenech con tranquilidad.

"La imagen que dejemos depende de lo que suceda mañana (martes) en el campo", agregó.

Francia, que ha frustrado a sus aficionados con flojas actuaciones desde la Eurocopa 2008 y que necesitó un polémico triunfo sobre Irlanda para ganar el billete a Sudáfrica, está cerca de otra eliminación temprana.

Sólo si logra golear el martes y México y Uruguay no empatan, los franceses tienen una oportunidad de llegar a los octavos de final.