Público
Público

Fráncfort baraja dar préstamos a 2 o 3 años para ayudar a la banca

El BCE sondea a las entidades antes de lanzar esta nueva línea de liquidez a largo plazo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Banco Central Europeo (BCE) está estudiando ampliar el plazo de los préstamos que ofrece a la banca hasta dos o incluso tres años para evitar que la crisis de la eurozona termine convirtiéndose en una crisis crediticia que ahogue la economía de la Unión Monetaria, según fuentes conocedoras de la decisión. El BCE está planteándose está posibilidad sin precedentes a medida que se intensifican los temores de que la crisis de deuda dañe el mercado monetario interbancario, con los bancos reduciendo la lista de entidades a la que están dispuestos a prestar dinero.

En concreto, la institución presidida por Mario Draghi está analizando la opción de ofrecer a los bancos liquidez en un horizonte de dos o incluso tres años, cuando hasta ahora el máximo es de un año, con el objetivo de liberar el cada vez más bloqueado mercado interbancario y dar a los bancos más libertad para comprar y poseer deuda soberana.

A medida que la crisis de deuda soberana ha empeorado, se ha incrementado la presión en el BCE para que intervenga en mayor medida en la compra de deuda pública, un compromiso al que de momento es reacio. Sin embargo, la institución tiene libertad para prestar a los bancos billones de euros y podría usar este poder para apoyar indirectamente a los gobiernos que intentan emitir deuda.

Según las fuentes consultadas, el BCE ha sugerido la posibilidad de estos créditos a más largo plazo con el objetivo de medir su interés antes de su lanzamiento oficial. La opción de ampliar los plazos de los préstamos ya surgió en la reunión que mantuvo la pasada semana el banco central con un grupo de entidades financieras, entre ellas Goldman Sachs, Barclays Capital y Morgan Stanley.

Los responsables del banco señalaron que estaban dispuestos a lanzar estos préstamos, pero, según las fuentes consultadas, 'la cuestión es si lo bancos estarían interesados en estas ayudas, porque podría ser visto como un estigma si una entidad utiliza esta financiación a dos o tres años'.

De acuerdo con otras fuentes, el BCE estaría pensando la posibilidad de aportar liquidez en un horizonte similar pero a través de un conjunto de préstamos a corto plazo con el compromiso de mantener la línea de crédito abierta por un periodo de hasta tres años.

El BCE introdujo los préstamos a 12 meses en 2009. Este año ha recuperado esta vía de liquidez, a través de dos operaciones, una realizada el pasado octubre y otra que lanzará en diciembre. Sin embargo, la respuesta de la banca al préstamo del pasado octubre fue muy discreta.