Público
Público

Francia afirma que salvar Grecia requiere de los esfuerzos del contribuyente europeo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro francés, François Fillon, subrayó hoy que el plan de salvamento griego es una apuesta "por la solidaridad" con ese país y que, junto a lo que se pide a su población, no hay que olvidar "los esfuerzos que deben hacer los contribuyentes europeos con Grecia".

"La solidaridad es una prioridad absoluta porque es la única forma de luchar contra los ataques especulativos", que no van sólo contra Grecia, sino también contra el euro, señaló Fillon durante la sesión de control al Gobierno en la Asamblea Nacional.

Indicó que el acuerdo adoptado anoche en el Eurogrupo "no ha sido fácil" y, para ilustrarlo, aludió a la quita del 70 % de la deuda griega por parte de los acreedores privados y a los 130.000 millones de euros que recibirá Atenas hasta 2014 en virtud del segundo rescate.

Por eso, hizo hincapié en que las exigencias a Atenas "no deben ocultar los esfuerzos que deben hacer los contribuyentes europeos con Grecia".

En la misma línea, el ministro francés de Asuntos Europeos, Jean Leonetti, destacó que el de anoche es "un acuerdo de solidaridad y de disciplina".

Leonetti, quien aseguró que "no habrá ninguna consecuencia" para los bancos franceses por la quita de la deuda griega porque ya se habían preparado, dijo que comprende los sufrimientos del pueblo griego, pero, "evitando la quiebra, evitamos la miseria".

Para el ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, "es verdad que pedimos al pueblo griego hacer sacrificios", pero "la salida de Grecia de la zona euro conduciría a ese país a un caos horroroso" porque nadie le prestaría dinero.

"Europa muestra un esfuerzo de solidaridad considerable", ya que, aparte del rescate, Grecia recibe cada año 5.200 millones de euros de fondos europeos, esencialmente por la Política Agraria Común (PAC), los cuales "no han sido siempre bien utilizados".

Por otro lado, Fillon criticó al Partido Socialista (PS) francés, en la oposición, por no aprobar la ratificación del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEEF), que es objeto de voto esta tarde en la Asamblea Nacional.

El primer ministro denunció como "una falta histórica" la posición del PS, que finalmente debería abstenerse, después de disensiones internas sobre la conveniencia de oponerse o apoyar el MEEF y añadió que, de esa forma, "eligen deliberadamente (...) debilitar la zona euro".

El jefe del Gobierno conservador instó a los socialistas a corregir el tiro y a dejar de lado "cálculos electorales de corto plazo".

El candidato socialista a los comicios presidenciales franceses de abril-mayo, François Hollande, ha anunciado su intención de renegociar el nuevo tratado europeo, sobre todo para junto a las reglas de ajuste incluir medidas de estímulo de la actividad y para permitir que el Banco Central Europeo (BCE) pueda recurrir a los eurobonos.