Público
Público

Francia debería pagar si alerta E.coli es errónea: legislador UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un representante británico enel parlamento europeo pidió a Francia que pague unacompensación si una compañía de Reino Unido, vinculada por elGobierno francés con una cepa de E.coli en Burdeos, resulta noser la responsable del brote.

Siete personas seguían hospitalizadas el domingo, una deellas una mujer de 78 años que se encuentra grave, tras serinfectadas con la bacteria de E.coli, de acuerdo a funcionariosde salud.

El Ministerio de Comercio francés dijo que Thompson &Morgan, con sede en Ipswich, podría estar detrás del brote yordenó a las tiendas dejar de vender semillas de fenogreco,mostaza y rúcula de la firma mientras se realizan las pruebas.

El ministerio indicó que el vínculo entre los síntomas ylas semillas compradas en el suburbio Begles de Burdeos no eradefinitivo.

La compañía dijo que no cree ser la responsable.

"Si los franceses se equivocaron difundiéndolopreventivamente en la esfera pública y el vínculo no esdemostrado, entonces deben responsabilizarse por lo que podríanser cientos de miles de libras de daños al mercado de vegetalesy ensaladas desde el este de Inglaterra y Gran Bretaña", indicóel miembro del Parlamento Europeo Richard Howitt en unadeclaración publicada el domingo.

Las autoridades francesas dijeron que al menos seis de laspersonas hospitalizadas en Burdeos comieron vegetales vendidosen una feria local y que crecieron de semillas compradas en unatienda abastecida por Thompson & Morgan.

"Estas semillas podrían ser producidas en Italia, empacadasy vendidas desde Ipswich, y luego entregadas y vendidas en unaferia escolar en una pequeña ciudad francesa cerca de Burdeos,por lo que está muy lejos de saberse cuando o si la E.coliingresó a la cadena", indicó Howitt, cuya base electoralincluye a Ipswich.

Las autoridades alemanas fueron criticadas este año en suinvestigación sobre un letal brote de E.coli por culparrápidamente a los pepinos españoles por la epidemia, unasdeclaraciones que retiraron posteriormente, pero sólo tras unacaída en las ventas.

Al menos dos de las personas infectadas con E.coli enBurdeos tenían la misma cepa que se descubrió en Alemania, quecausó cerca de 40 muertes.

Las autoridades de salud alemanas vincularon la epidemiaallí con legumbres contaminadas de una granja orgánica vendidasa consumidores y restaurantes.