Público
Público

Francia desconfía del orgullo herido irlandés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Francia no se muestra confiada en tener ya billete para Sudáfrica a pesar de haber ganado el partido de ida de la repesca en Irlanda de cara al encuentro de vuelta que tendrá lugar el miércoles.

Los 'bleues' (azules), como se conoce al conjunto galo, son los favoritos tras el 1-0 del sábado en Dublín, pero recelan ante una reacción orgullosa de los irlandeses.

"Esta victoria en Irlanda hace que estemos un poco más adelantados que ellos para la clasificación, pero no es un hecho'', advirtió el seleccionador Raymond Domenech.

Robbie Keane y sus compañeros se sintieron denigrados cuando el seleccionador francés les comparó con un equipo ''de Inglaterra bis'' antes del partido en Croke Park y los ánimos se han vuelto a calentar después de este encuentro.

Según Giovanni Trapattoni, el seleccionador italiano de Irlanda, un jugador francés, Lassana Diarra, insultó al público irlandés tras el pitido final. El madridista se defendió de ser el origen de la polémica, provocada, según él, por la frustración de los irlandeses.

Aunque Patrice Evra minimizó el incidente, afirmó que están en guardia.

"No hay ninguna polémica. La vuelta será caliente de todas maneras. Los irlandeses perdieron y despertaron su orgullo'', dijo el defensa del Manchester United.

Para evitar cualquier mala sorpresa y asegurar su cuarta participación consecutiva en un Mundial, Francia está decidida a no hacer cálculos, olvidar el partido de ida y a considerar que todo empieza de cero.

"Hay que jugar. Este partido comienza con un 0-0'', subrayó Raymond Domenech. "Nuestro punto fuerte es el de ser capaces de marcar goles. Hay que continuar''.

IRLANDA, POSITIVA

Los franceses se vieron presionados en el primer periodo y a los irlandeses poco les faltó para marcar antes del descanso. En cambio, en el segundo tiempo tomaron el control del balón y acabaron marcando ante un equipo imbatido hasta entonces en la clasificación al Mundial de 2010.

Domenech tendrá que modificar una vez más su posición central por la lesión de Eric Abidal. Sébastien Squillaci debería reemplazarle junto a William Gallas. En el centro del campo, la ausencia de Jérémy Toulalan va a conllevar la renovación del dúo Lassana Diarria y Alou Diarra.

Del lado de los irlandeses, Trapattoni debería alinear el mismo equipo que en Dublín, con la obligación de ganar. Irlanda no había perdido en seis resultados nulos en diez partidos en su grupo de clasificación.

"Debemos ser positivos. Demostramos en otros partidos que éramos capaces de marcar y de ganar cuando nadie lo esperaba'', afirmó Giovanni Trapattoni.

El italiano señaló que Francia ha encajado nueve goles, pero el historial de Irlanda fuera de casa no es muy positivo. La última vez que ganaron a una selección importante en una clasificación mundialista fue hace 22 años, cuando derrotaron a Escocia por 1-0.

En esta fase de clasificación, solo se quedó sin marcar en los dos partidos contra Montenegro.