Público
Público

Francia discute la deducción fiscal de los deportistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una decisión del Gobierno de Francia para dejar sin efecto una desgravación impositiva que beneficia a los principales jugadores de fútbol y rugby del país enfadó a los clubes y causó un desacuerdo entre la joven ministra de Deportes, Rama Yade, y sus colegas de gabinete.

El futuro de Yade en el Gobierno parece negro, después de que sus colegas la trataran como a una niña caprichosa y de que un ministro le dijera públicamente "dimite o cierra el pico".

Yade, de 32 años, es la integrante más joven del Ejecutivo. Querida por el público por su belleza y su manera directa de hablar, es la única persona de raza negra en el Gobierno.

En el último de una larga serie de enfrentamientos con sus compañeros, la semana pasada defendió una disposición fiscal especial que permite a los jugadores profesionales de deportes de equipos no pagar impuestos sobre el 30 por ciento de sus ingresos.

"Eliminar este beneficio para los deportistas profesionales pondrá en peligro la competitividad de los deportes franceses", aseguró Yade, haciéndose eco de las protestas de varios presidentes de clubes deportivos.

La medida beneficia a unos 1.400 deportistas entre hombres y mujeres, la mayoría de ellos futbolistas o jugadores profesionales de rugby. Para las arcas del Estado supone una pérdida de unos 30 millones de euros al año.

Los defensores de la medida dicen que a grandes deportistas a jugar en Francia, como hizo el jugador inglés de rugby Jonny Wilkinson, o el futbolista Yoaan Gourcuff, que fichó por el Burdeos procedente del Milan. Pero también están aquellos que opinan que este beneficio para los deportistas profesionales compromete la competitividad del deporte del país galo.

Ante las protestas, el primer ministro francés François Fillon acordó mantener la deducción fiscal hasta 2010, con el objetivo de evitar perjudicar la economía de los clubes a mitad de temporada, aunque aclaró que no se extenderá más tiempo.