Público
Público

Francia entrega temporalmente a España a la etarra Ainhoa García Montero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades francesas entregaron hoy a España, de forma temporal, a la miembro de la organización terrorista ETA Ainhoa García Montero, dijeron a Efe fuentes próximas al caso.

García Montero será presentada ante la Justicia española, que ha cursado tres órdenes de extradición contra ella, y posteriormente devuelta a Francia para cumplir con una condena de 14 años de cárcel dictada contra ella el pasado 30 de marzo por el Tribunal de lo Criminal de París.

Considerada como jefa de la estructura de información de la banda hasta su detención en mayo de 2003, García Montero fue condenada junto con otros tres etarras, considerados el "núcleo duro" de esa estructura.

Contra García Montero la Justicia española ha emitido demandas de extradición que se refieren a su presunta participación directa en diversos atentados (con tres asesinatos) del comando "Buruntza" antes de su huida a Francia en el verano de 2001.

El mismo tribunal francés que condenó a García Montero impuso penas de 12 años de cárcel a Aitor García Justo (34 años) y 10 años a Asier Aranguren Urroz (36 años), a los que la Fiscalía había descrito como los "lugartenientes" de García Montero (34 años), calificada durante el proceso de "alta responsable de la organización terrorista".

Ante esa instancia judicial gala la Fiscalía aseguró que si García Montero se refugió en Francia tras haber formado parte del comando "Buruntza" fue "para continuar su acción (...) de carácter terrorista" colocándose al frente de la estructura encargada de la recolección y "centralización de la información necesaria para la comisión de atentados".

Sin su implicación en ese puesto "no se hubieran podido cometer numerosos atentados", argumentó entonces la Fiscalía, antes de asegurar que no sólo es responsable de las acciones terroristas el que dispara o coloca un coche bomba, sino que "la responsabilidad es también del que concibe y del que decide el objetivo".

La acusación puso en evidencia los frecuentes contactos que García Montero mantuvo como jefa de la estructura de información, desde enero de 2002 hasta su arresto, con los sucesivos jefes del aparato militar, primero la pareja formada por José Antonio Olarra Guridi y Ainhoa Múgica Goñi, y luego Ibón Fernández Iradi, "Súsper", y su "número dos" Gorka Palacios Alday.

Antes de la entrega temporal a España de García Montero las autoridades francesas anunciaron, el pasado 12 de junio, la de García Justo.

La Justicia española había pedido la extradición de García Justo, que fue encarcelado en una prisión francesa después de la sentencia de marzo, por sus supuestas actividades en la organización terrorista antes de huir a Francia.

Antes de su detención junto a los demás integrantes de la estructura de información de ETA, había sido arrestado por acciones vinculadas con la "kale borroka" (violencia callejera).