Público
Público

Francia espera que el G20 establezca sanciones para los paraísos fiscales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Francia espera que en la cumbre del G20 de Londres el próximo 2 de abril se establezca una lista de paraísos fiscales y un dispositivo de sanciones contra ellos para lo que se podrían utilizar dispositivos de la OCDE, indicó hoy su secretario de Estado de Asuntos Europeos, Bruno Le Maire.

"No aceptaremos que haya ciertos lugares en Europa o en otras partes donde el fraude fiscal sea posible o legal, donde la malversación de fondos sea posible", declaró Le Maire en una entrevista a la cadena Radio France Internationale (RFI).

Señaló que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, habían reafirmado en su encuentro ayer en Berlín que quieren "fijar la lista" de los paraísos fiscales en la cumbre del G20 y "establecer sanciones" contra ellos.

Esas sanciones -precisó- se dirigirían a las instituciones financieras y a su capacidad de refinanciación recurriendo a los mecanismos de instituciones como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En otra entrevista al diario económico "Les Echos", la ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde, insistió en que los paraísos fiscales "deben aceptar la transmisión de datos y el levantamiento del secreto bancario".

Y Lagarde advirtió de que "si no hay voluntad de cooperar, pediremos a todos nuestros bancos que comuniquen las informaciones sobre sus transacciones con esos países. Igualmente podemos denunciar las convenciones bilaterales, en particular las fiscales".

El responsable francés de Asuntos Europeos reconoció que la cuestión de los paraísos fiscales "es una entre otras" de las que se van a tratar en la cumbre de Londres del 2 de abril, pero insistió en que en el actual contexto de crisis económica "es muy simbólica".

En los últimos días han circulado nombres de países que podrían figurar en la lista de paraísos fiscales y la presión ejercida ha conducido a que algunos de ellos hayan manifestado su voluntad de cooperar contra el fraude fiscal, en ciertos casos modificando su legislación.

Así ha ocurrido con Andorra, Liechtenstein, Singapur, Hong Kong, la isla de Man o las islas Caimán.

En el continente europeo, el secreto bancario en Austria, Luxemburgo y Suiza está en el centro de la polémica.