Público
Público

Francia quiere contactar con el grupo de Al Qaeda que secuestró a cinco franceses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Francia quiere establecer contacto con los miembros de Al Qaeda en el Magreb (AQMI) que secuestraron en Níger a cinco franceses y dos africanos y, por ahora, descarta realizar una operación militar, según el jefe del Estado Mayor del Ejército, Edouard Guillaud.

"Las autoridades francesas están dispuestas a establecer contacto en todo momento", señaló en una entrevista a la emisora de radio francesa "Europe 1" Guillaud, quien reconoció que el problema es que eso depende de los secuestradores.

En cualquier caso, para mostrar su disposición a negociar, subrayó que "en este preciso momento, la intervención militar no está en la agenda", aunque también recordó que "las fuerzas militares están ahí en apoyo de nuestra diplomacia".

"La opción militar se sigue contemplando, pero en este preciso momento la vida de los rehenes no está directamente amenazada y por tanto esperamos tener un canal de comunicación", argumentó.

El almirante dio algunas pistas sobre hasta dónde estarían abiertos a negociar al comentar que no están "en absoluto dispuestos a ceder en cualquier circunstancia" y que "Francia, como otros países, lo ha mostrado en ocasiones precedentes".

A ese respecto, recordó las palabras del presidente francés, Nicolas Sarkozy, que tras la liberación de los dos rehenes españoles en manos de AQMI a finales de agosto indicó que el pago de rescate no puede ser la única opción.

No obstante, el jefe del Estado Mayor puntualizó que "todo está en función de las circunstancias".

Cinco franceses, un malgache y un togolés que trabajaban en una mina de la compañía francesa Areva en Níger fueron secuestrados en sus casas de la ciudad de Arlit la noche del 15 al 16 de septiembre y trasladados luego a Mali, donde se encuentran actualmente, según el militar francés.

"Por lo que sabemos, están vivos pero no tenemos una prueba formal" sino diferentes indicios, precisó antes de dar cuenta de la misión de los militares sobre el terreno: "establecer una cartografía de esa zona, que es como seis veces Francia, compuesta de desierto de piedras, de montañas y de arena, con poca vegetación y campamentos de los tuareg, de caravanas, de traficantes o campamentos de AQMI".

El jefe del Estado Mayor del Ejército francés también se refirió al secuestro de tres marineros franceses que trabajaban en una explotación petrolera frente a las costas de Nigeria y que atribuyó a la piratería "tribal-mafiosa".

En ese caso, se trata de un tipo de secuestros que "hasta ahora, siempre termina bien".