Público
Público

Francia quiere volver a ser importante en la OTAN

El ministro de exteriores, Bernard Kouchner, dice que su país no puede estar haciendo una película "sin ayudar a escribir el guión". Desde la Guerra Fría, Francia participa en las operaciones pero no planifica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hace más de 40 años que Francia dejó participar en la estructura militar integrada de la organización por decisión del general Charles De Gaulle y hoy, El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, ve necesario que su país participe de una manera más activa en la planificación de las misiones.

Según Kouchner, el entonces jefe del Estado francés no quería que, en el contexto de la guerra fría, hubiese tropas extranjeras en Francia dirigidas por otro país. 'Hoy el contexto ha cambiado. Ya no existen ni el Pacto de Varsovia ni el peligro comunista'. Por eso, en su opinión, ya no tiene sentido que Francia siga participando, como hasta ahora, en todas las operaciones de la OTAN sin estar asociada a la planificación de las mismas.

'Francia no puede continuar siendo el realizador de un film sin haber sido invitado a la escritura del guión', dijo el jefe de la diplomacia francesa en una entrevista al diario Le Figaro en la que justifica la necesidad del reintegro pleno de su país en la Alianza.

Su inclusión 'plena' en la estructura militar integrada no afectará en nada a su independencia y soberanía, insistió, antes de poner como ejemplo el caso de Alemania, país totalmente integrado en la Alianza que decidió no participar en la invasión de Irak. Más bien al contrario, según Kouchner, porque con el retorno 'vamos a ganar comandos' importantes y a participar en la elaboración de planes.

Además, 'estamos a favor de la europeización de la OTAN' y, con Francia plenamente integrada, será más fácil para los europeos poner en marcha operaciones en el exterior sin tener que contar con el acuerdo y la participación de los estadounidenses.

El retorno de Francia al seno militar de la OTAN fue un compromiso que adquirió el jefe de Estado, Nicolas Sarkozy en agosto de 2007, meses después de su elección como presidente. Las negociaciones, de llegar a buen término, se materializarán en abril, durante la cumbre que la OTAN celebrará con motivo del 60 aniversario de su creación, en las ciudades de Estrasburgo (Francia) y Kehl (Alemania).