Público
Público

Francia y Reino Unido retrasan hasta el 3 de marzo la votación sobre Irán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Francia y Reino Unido, miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, decidieron hoy posponer hasta el lunes la votación contra Irán por su programa nuclear, y así darse más tiempo para conseguir más apoyos.

"Queremos tratar de sumar más países", dijo hoy una fuente diplomática europea en referencia a una resolución presentada por esos dos países a votarse el próximo lunes y que busca imponer a Irán una tercera ronda de sanciones.

Inicialmente se había previsto una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad, máximo órgano de decisiones de la ONU, para el fin de semana, pero ahora los países quieren recabar más apoyos y lograr la unanimidad entre sus 15 miembros.

Las fuentes indicaron también que durante el fin de semana los países que patrocinan la resolución tratarán de responder a las inquietudes planteadas por Indonesia, Libia, Vietnam y Sudáfrica, los cuatro países que se sientan como no permanentes y que todavía se muestran reticentes a respaldar las sanciones contra Teherán.

Asimismo, recordaron que las dos rondas anteriores de sanciones, en 2006 y 2007, se adoptaron en el Consejo con la unanimidad de sus quince miembros.

La resolución redactada por Reino Unido y Francia más Alemania establece prohibiciones de viajar a personas relacionadas con el programa nuclear iraní, así como mayores controles sobre las transacciones comerciales y financieras iraníes.

El embajador indonesio ante Naciones Unidas, Marty Natalegawa, indicó el viernes que su país todavía "no está convencido de que las sanciones sean la mejor manera de proceder".

Sin embargo, el texto cuenta con el apoyo de los cinco miembros permanentes del máximo órgano (EE.UU., China, Rusia, Francia y Reino Unido), por lo que puede ser adoptado por mayoría sin temor al veto.

Por su parte, el embajador de Irán ante la ONU, Mohammad Khazee, aseguró el viernes que la adopción de las nuevas sanciones no tendría impacto sobre la economía o la política de Teherán, además de subrayar que su programa nuclear desarrolla es "pacífico y bajo supervisión del Organismo Internacional de la Energía Atómica" (OIEA).

El último informe del OIEA sobre el programa iraní divulgado el pasado 22 de febrero confirmó que Teherán no ha detenido el enriquecimiento de uranio, tal como exigió el Consejo de Seguridad ante el temor de que pueda utilizarlo para fabricar armas nucleares.