Público
Público

Francis Bacon entra por primera vez en el Museo del Prado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ante el tríptico inspirado en un poema de T.S. Eliot, primera de las obras de Francis Bacon colgadas en las paredes del Prado para su gran retrospectiva, la Comunidad de Madrid, Acciona y el museo han firmado un convenio de colaboración para el patrocinio de la exposición que inaugurarán los Príncipes de Asturias el 2 de febrero.

El ministro de Cultura, César Antonio Molina, ha presidido el acto en el que han participado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; el del Patronato del Prado, Plácido Arango; el vicepresidente de Acciona, Juan Ignacio Entrecanales, y el director del Prado, Miguel Zugaza.

Procedente de la Tate Britain de Londres, la gran retrospectiva organizada cuando se cumple el centenario del nacimiento del artista en Dublín mostrará prácticamente todas las obras fundamentales de Bacon, que falleció en Madrid en abril de 1992, tras haberse convertido en asiduo visitantes del Prado durante los últimos años de su vida.

Este proyecto comportado también con el Metropolitan de Nueva York, tiene una especial significación en su paso por el Pardo, donde se producirá "el encuentro de la obra de uno de los maestros del siglo XX con los artistas que él contempló", señaló durante el acto Plácido Arango quien agradeció el patrocinio a la Comunidad de Madrid, que aportará 600.000 euros, y a Acciona.

El convenio es un paso más en la organización de esta "exposición excepcional en un año en el que recordamos el centenario del artista " que acudió al Prado "a buscar motivos de inspiración para sus lienzos", ha comentado Esperanza Aguirre.

Para la presidenta de la Comunidad, la exposición está llamada a convertirse "en centro de la cita cultural no sólo en España sino en Europa" y ha recordado las palabras de Eugenio d'Ors sobre que "el mejor fruto de una visita al Prado está seguramente en la necesidad de volver".

El ministro de Cultura también ha tenido palabras de alabanza hacia Bacon, indiscutible personalidad del siglo XX de la que cada vez más se valora su estrecho vínculo con la más larga tradición de la historia del arte de todos los tiempos que admiró y estudió.

"Especialmente relevante se ha mostrado con el paso del tiempo -ha dicho- el diálogo de Bacon con la tradición artística española y con sus principales maestros, con su contemporáneo Picasso al principio de su carrera y con el intemporal Velázquez, revivido constantemente en la obra del pintor británico".

Ante esta importante retrospectiva, que reunirá más de setenta obras, "Francis Bacon se sentiría impresionado y hubiera rechazado venir, era un hombre muy humilde", ha comentado Manuela Mena, jefe de Conservación de Pintura del Siglo XVIII y Goya del Prado, y comisaria de la exposición en Madrid.

Mena, quien acompañó en varias ocasiones a Bacon en sus visitas al Prado, recuerda de él "su enorme educación y gentileza, su calidad humana tremenda, su mirada directa y su interés por Velázquez y Goya".

Como artista, Mena ha alabado la importancia de su técnica: "como todos los artistas superiores, eso le acerca a los grandes maestros del Prado. El recorrido de la muestra viene impuesto por mis colegas de la Tate, que son grandes especialistas en Bacon y habrá muchas sorpresas".

El planteamiento será cronológico pero al mismo tiempo se dividirá en las diferentes zonas temáticas que él trato como el estudio de los animales, los hombres, la crucifixión, el retrato o sus archivos con importante documentación "que van a resultar muy interesantes", ha dicho.

La muestra, que se extenderá por todas las salas de exposiciones temporales de la ampliación del museo, continuará con temas épicos y finalizará con los relacionados con Grecia y con las últimas obras en las que se produce una vuelta al clasicismo "y hace unas propuestas que están todavía por desarrollar".

El gran valor económico de las obras de Bacon ha contribuido a que ésta haya sido una de las exposiciones más difíciles de organizar.

"Muchos coleccionista privados no han cedido sus obras. Ha sido una de las muestras que ha tenido más rechazos", ha comentado Manuela Mena quien ha lamentado que uno de estos rechazos sea la exhibición en Madrid de "Desnudos en la hierba" obra temprana que se ha mostrado en Londres.

Manuela Mena es autora de uno de los artículos del catálogo en el que además de tratar la importancia de la "Venus del espejo" de Velázquez en la obra del pintor británico, plantea, entre otros puntos, la conexión entre obras que se van a mostrar con un cuadro de El Greco.