Público
Público

Francisca Aguirre, Premio Nacional de Poesía 2011

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La poeta alicantina Francisca Aguirre ha obtenido hoy con "Historia de una anatomía" el Premio Nacional de Poesía, que concede el Ministerio de Cultura para distinguir una obra de autor español escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado editada en 2010 y está dotado con 20.000 euros.

Francisca Aguirre (Alicante, 1930), ya obtuvo el premio de Poesía Miguel Hernández 2010 por este mismo libro, en el que recuerda sus vivencias, entre ellas la muerte de su padre, el pintor Lorenzo Aguirre, quien compartió celda con Miguel Hernández y quien fue fusilado por el régimen de Franco en 1942.

La ganadora, tras conocer el fallo del premio, ha señalado a Efe que este poemario era uno de los más importantes de su vida. "Es un recorrido por mis vivencias y emociones -dice-, pero en el que también circula algo de humor negro; y, sobre todo, es una defensa del cuerpo humano".

"Incluyo en el libro -continúa la autora- una cita muy expeditiva del premio Nobel Coetzee que es muy significativa y que dice: 'un cuerpo dice la verdad. No siempre, ni a la primera, pero siempre es el cuerpo el que dice la verdad'".

Pero Francisca Aguirre, conocida por el círculo literario como Paca Aguirre, casada con el poeta Félix Grande y madre de poeta, quiere precisar que este poemario también es un grito reivindicativo.

"No quería dejar de decir que soy hija de un pintor republicano y aquí dejo constancia de que fue un hombre alegre, que amó la vida, la pintura, a su mujer, y, por encima de todo, a la justicia. Fue un magnifico pintor asesinado por defender a un gobierno legítimo".

La autora de libros como "La otra música", el libro de relatos "Que planche Rosa Luxemburgo (Premio Galiana 2004) y el libro de recuerdos "Espejito, espejito" asegura que este poemario es muy importante, pero que en sus obras anteriores también ha hecho un recorrido por la memoria y la historia.

"Creo profundamente en la memoria histórica -aclara-, no podemos perder de vista lo que somos y lo que hemos vivido para no volver a cometer errores; por eso pienso que no hay que olvidar nada".

Premiada con el galardón Leopoldo Panero por su Libro "Itaca" y Premio Ciudad de Irún por la obra "Los trescientos escalones", Aguirre afirma que estamos hechos de tiempo y en este panorama "tan desolador económicamente y socialmente", la escritora ha querido reivindicar la figura del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

"Me siento muy orgullosa de haber pertenecido a un tiempo en el que ha habido un hombre como Rodríguez Zapatero, que ha defendido cosas que muy poca gente quería defender, como la dignidad, la ecuanimidad, el no juzgar y el defender lo justo", ha argumentado.

Premio Esquio por su poemario "Ensayo General" y premio Ciudad de Valencia de la Institución Alfonso El Magnánimo por "Nanas para dormir desperdicios", las obras de Aguirre han sido traducidas al valenciano, inglés, francés, italiano, portugués y árabe.

La flamante ganadora también ha querido precisar que el panorama poético actual es "muy rico". La gente joven está haciendo lo que siempre se ha hecho: tomar lo mejor de sus maestros dando un paso después hacia adelante", concluye.

El jurado que ha fallado este galardón ha estado formado por Soledad Puértolas, Manuel Rivas, Jon Kortazar, Vinyet Panyella; Asunción Escribano, Paula Izquierdo, Ángel Luis Prieto y Teresa Martín Peces.

Además de Sandra Santana y el galardonado en la edición de 2009, Juan Carlos Mestre. También ha actuado como presidente el director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco.

Por Carmen Sigüenza.