Público
Público

Franco deja de ser hijo predilecto de Santa Cruz de Tenerife

El PP votó en contra porque no quiere "remover el pasado".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha acordado hoy por 16 votos a favor, una abstención y 7 en contra una moción presentada por el grupo socialista que insta a la Corporación 'a retirar las distinciones concedidas al dictador Francisco Franco de Hijo Predilecto y la Medalla de Oro de la ciudad'.

'Ya era hora después de tantos años le retire un más que dudoso honor al general Franco, que la ciudadanía de Santa Cruz no reconoce', dijo la concejal del PSOE, Marián Franquet, tras la sesión plenaria. Las distinciones fueron concedidas el 20 de marzo de 1939.

El debate de la moción fue tenso por lo que el alcalde, Miguel Zerolo (CC), solicitó el voto secreto. En el texto de la moción se destaca que el país 'dio un cambio de rumbo fundamental con la muerte del dictador y con la instauración de la democracia'. 'Tenemos un sistema democrático asentado y sólido y una ciudadanía que no reconoce al dictador como personaje merecedor de distinciones u honores', añade.

La iniciativa contó con el rechazo del PP, cuyo concejal, Alfonso Soriano, fue por sus argumentos aplaudido en el Salón de Plenos. El popular recordó los acuerdos durante la transición se realizaron para 'no regresar al pasado'. Aquí expuso que este tipo de mociones debió presentarse antes y no ahora, 35 años después de su muerte, 'historias que remueven el pasado'.

Tras la discusión de la moción, el secretario general del PSOE de Santa Cruz de Tenerife José Manuel Corrales señaló en un comunicado que esta iniciativa socialista 'no trata de buscar revancha ni tiene interés en reabrir heridas, sino hacer un reconocimiento histórico de que las dictaduras son perversas y no merecen distinción ni privilegio alguno'.

Corrales dijo que 'ante la evidencia de que hay personas que lucharon por la democracia en la ciudad sin reconocimiento alguno tenemos que dejar limpio de apoyos a los dictadores en las instituciones democráticas, e iniciar una nueva etapa de aplicación justa y objetiva de la Ley de Memoria Histórica'. En este sentido resaltó que mantener los honores felizmente retirados sería un 'insulto a las víctimas, a los represaliados, a sus familias y a todos los demócratas'.

Para el socialista, la votación secreta que se ha producido hoy en el pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha sido muy mayoritaria a favor de la iniciativa socialista logrando 16 votos a favor, 7 en contra y 1 en blanco.