Público
Público

Franco Frattini espera que la Justicia italiana investigue a Wikileaks

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Franco Frattini, espera que la Justicia italiana investigue a Wikileaks, el portal de Internet especializado en la difusión de informaciones secretas que hoy se dispone a hacer públicos nuevos documentos.

En una entrevista que publica hoy el diario milanés "Corriere della Sera", Frattini afirma que, al igual que las autoridades judiciales de Italia investigan al grupo aeroespacial italiano Finmeccanica por un supuesto fraude fiscal, éstas deben proceder también contra Wikileaks, ante la sospecha de que la publicación de este domingo contenga informaciones "secretas" del país.

"Creo que los magistrados italianos que han considerado oportuno proceder contra Finmeccanica no deberían detenerse tampoco ante estas noticias", comenta el jefe de la Diplomacia de Italia.

"Creo que la magistratura deberá valorarlo seriamente. Como jurista, puedo decir que el delito existe. Pero luego hay además otra consideración sobre Wikileaks: los servicios secretos no tienen nada que ver. Aquí se trata de relaciones de embajada que los diplomáticos estadounidenses en el mundo mandan habitualmente a Washington", agrega.

En este sentido, Frattini asegura que ésta no es una cuestión de "transparencia", ya que, según él, la diplomacia se basa en la "garantía de la discreción", e incide en que ir a buscar entre los documentos de Wikileaks una noticia "igualmente ilegal" sería un "suicidio" al que nadie debería prestarse en Italia.

El ministro de Exteriores apela además al "interés nacional" para no comentar los contenidos de los documentos de Wikileaks, en los que, según los medios locales, figuran revelaciones sobre la relación de Italia con Libia, Estados Unidos y Rusia, especialmente entre el jefe del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, y el actual primer ministro ruso, Vladimir Putin.

"No comentaremos nada (...) Creo que por la situación italiana no se debe hacer. Pero está claro que hay condiciones. La primera es que todos consideren estas noticias como la violación manifiesta de una norma de ley, perseguible penalmente", apunta Frattini.

"El jefe de Wikileaks está bajo proceso en al menos diez países y está en búsqueda y captura. Y como es sabido, las autoridades estadounidenses han detenido y puesto bajo proceso al responsable de estas fugas. No se puede y no se debe comentar noticias fruto de un delito por el que se está procediendo penalmente", añade.

El ministro italiano pide a la oposición política de su país que tampoco comente las publicaciones de este domingo de Wikileaks y niega que desde su Ejecutivo se haya denunciado un complot en contra de Italia ante la contemporaneidad de varias noticias "negativas" para la imagen del país.

"No existe ningún complot, nadie ha hablado nunca de ello. Existe una preocupación por mi parte por factores distintos el uno del otro, pero que, puestos juntos, podrían dañar la imagen de Italia y nuestro interés nacional", sentencia.

DISPLAY CONNECTORS, SL.