Público
Público

Franco y sus generales pierden los honores en los cuarteles militares

Defensa cataloga una decena de acuartelamientos con nombres de militares franquistas para adecuarlos a la Ley de Memoria Histórica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
PATRICIA CAMPELO

El Ministerio de Defensa ha confirmado el cambio de denominación de diez acuartelamientos del Ejército de Tierra que, todavía, conservaban nombres de militares franquistas. (Ver fotogalería). La medida se enmarca en el proceso de catalogación de vestigios de la dictadura que continúan realizando algunas administraciones públicas

Entre las unidades militares que cambian de nombre se encuentra la Residencia Militar de Estudiantes 'Generalísmo Franco', que pierde el del dictador para asumir el de 'Vallehermoso', según han confirmado fuentes del ministerio de Defensa a Público.es. 

En Sevilla el cuartel 'Queipo de Llano' pasa a llamarse 'Pineda', y 'Jaime II' es el nuevo nombre para la base mallorquina 'General Asensio'

El pasado verano, el Regimiento de Artillería Antiaérea 73 de Cartagena recuperó el nombre de Tentegorra, el mismo que tenía antes de que Federico Trillo, como ministro de Defensa de Aznar, lo cambiara por el anterior apelativo franquista de 'López Pinto'. Ahora el ministerio que encabeza Carme Chacón lo ha incluido en el listado de acuartelamientos renombrados. 

El general Yagüe conservaba hasta hoy en Burgos los honores de dar nombre al Centro Deportivo Sociocultural Militar, que pasa a llamarse 'La Deportiva', y a la Residencia Militar, que cambia el nombre del militar sublevado— responsable de la masacre de Badajoz, documentada por historiadores como Paul Preston— por el de 'Dos de Mayo'.   

Otro ejemplo de esta retirada de menciones a los generales de Franco es el Centro Deportivo Militar 'General Mola', en Pamplona, que abandona la denominación del general golpista —uno de los principales alentadores del plan sistemático de terror y violencia para la eliminación de civiles inocentes— por el de 'La Ciudadela'.  Otros pierden el apellido

En Sevilla, el acuartelamiento que honraba la figura de Queipo de Llano —uno de los instigadores del golpe de estado contra el Gobierno de la República junto con Mola y Sanjurjo —, se libera del militar franquista para adoptar la denominación de 'Pineda'. 

El nombre de Mateo Calabro, el ingeniero militar, creador de la Real Academia de matemáticas, puede leerse ya en la fachada de la residencia militar de estudiantes de Barcelona, hasta ahora llamada como el comandante de la división azul, Muñoz Grandes. 

La base militar mallorquina del General Asensio pasa a ser de Jaime II y tanto en Zaragoza (el acuartelamiento militar 'General Bahamonde') como en Talarn, Lérida (la academia general básica de suboficiales 'General Martín Barroso') pierden el apellido franquista. 

La iniciativa cumple con lo establecido en la Ley 52/2007, conocida como de Memoria Histórica, que establece la retirada de "menciones conmemorativas de exaltación personal o colectiva de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura".

Dentro del Ejército, las reminiscencias a Franco y a sus generales son frecuentes a través de insignias, placas, escudos y otro tipo de simbología. Tras el renombre de calles y retirada de estatuas de la vía pública, cuya competencia corresponde a los ayuntamientos, el ministerio de Defensa se dispone a aplicar la Ley de Memoria Histórica para eliminar los honores personales otorgados a dirigentes franquistas.