Publicado: 14.05.2014 15:29 |Actualizado: 14.05.2014 15:29

Frank Sinatra en cinco canciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El 14 de mayo de 1998, hace hoy 16 años, un ataque al corazón apagaba para siempre la voz de Francis Albert Sinatra, uno de los iconos universales del siglo XX, aupado hasta la categoría de leyenda mitológica en su Estados Unidos natal.

Precursor en la década de los cuarenta del fenómeno fan antes de que nadie supiera qué era el fenómeno fan, su vida estuvo plagada de aristas, con trabajo, pasión, desenfreno, amoríos escandalosos, amistades peligrosas, casinos, mafiosos, fábulas increíbles (las correrías del Rat Pack todavía arden en Las Vegas), fama desbordada y canciones. Muchas e inmortales canciones.

Rendido fanático de Bing Crosby, La Voz, como era mundialmente apodado y conocido, grabó más de 1.300 canciones (y rodó medio centenar de películas). Más allá de su talento natural para la música, siempre fue reconocido por su capacidad para expresar emociones y conectar con el público.

Pionero en la fusión del jazz (y el swing) con el pop que terminó definiendo de alguna manera la música de masas del siglo XX, Frank Sinatra comenzó como cantante de orquesta y terminó consiguiendo la inmortalidad a través de una vida que se bebió a borbotones. Es complicado, pero trataremos de resumir su trayectoria en un repóker de composiciones:

Tommy Dorsey contrató a un Sinatra de 25 años para cantar en su orquesta. En 1940 lograron el primer número 1 en Billboard con I'll never smile again y, aunque su unión profesional duró apenas un par de años, fue fundamental para el asentamiento del cantante y el nacimiento del fenómeno social. Sinatra inició su carrera solista en 1942, con actuaciones recordadas como las del Teatro Paramount de Nueva York, donde las quinceañeras bien pudieron partir la ciudad en dos. ¡Y sólo era el principio!

Tan rápido ascenció a los altares, que el primer lustro de la década de los cincuenta pareció que el sueño había acabado, lastrado por escándalos amorosos. Pero siempre luchador, logró un Oscar como actor secundario en 1954 por De aquí a la eternidad y pudo reconducir su carrera. Logró revivir y consagrarse como la imagen de la canción popular estadounidense y, por extensión, de todo el mundo, gracias a composiciones melódicas para todos los públicos. Tras pasar por Capitol y Columbia, convertido ya en icono, fundó su propio sello Reprise en 1961. En pleno auge del pop rock, Sinatra ofrecería al mundo clásicos como Strangers in the Night canción con música de Bert Kaempfert y letra de Charles Singleton y Eddie Snyder.

Una canción popular francesa adaptada a inglés por Paul Anka, grabada por primera vez por Sinatra en 1969. Aunque parezca ahora increíble, la recepción no fue todo lo positiva que cabría imaginar, pero con el paso del tiempo se ha convertido en un símbolo de emocionada autoafirmación personal en todo el mundo, mil y una veces utilizado, en centenares de versiones. Uno de esos clásicos abrumadores.

La primera versión de esta canción la interpretó Liza Minelli para la película New York, New York de Martin Scorsese. No obtuvo la repercusión esperada y el fenómeno se desató cuando Frank Sinatra la grabó en 1980. Desde entonces New York adoptó su himno más aclamado, que aún hoy sigue sonando vivaracho en homenaje a "la ciudad que nunca duerme".

Aunque el último disco con canciones inéditas de Sinatra data de 1984 (L.A. is My Lady), el album Duets de 1993 arrasó en todo el mundo con versiones de viejos temas acompañado por estrellas de todo pelaje y condición. En ese disco se incluía una versión con Bono de U2 del clásico de Cole Porter I've Got You Under my skin (de 1936), que volvió a colocar a Frank en las emisoras de todo el mundo, como si de nuevo el mito estuviera listo para emprender su enésima victoriosa juventud. Pero su salud estaba ya muy deteriorada y Sinatra ofreció el 25 de febrero de 1995 su último recital en una fiesta privada en el Desert Springs Resort and Spa del Hotel Marriott. Recibió a finales de 1997 la Medalla de Oro del Congreso de los Estados Unidos, y el 14 de mayo de 1998 moría a los 82 años a consecuencia de un ataque al corazón. Dejando, eso sí, un legado eterno.


http://www.quoners.es/debate/cual-es-tu-cancion-preferida-de-frank-sinatra