Publicado: 07.07.2014 07:00 |Actualizado: 07.07.2014 07:00

Franquicias 'low cost', una alternativa para familias en paro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las facilidades y ventajas que ofrece esta nueva ola de franquicias low cost están claras: baja inversión, marca reconocida con un hueco hecho en el mercado y clientes ya fidelizados. El capital de apertura varía, pero existen casos como el de Viajes University o Tinta Red que sólo exigen 3.000 y 9.000 euros respectivamente. Aún siendo así, existen algunas dudas: ¿qué incluye realmente está cantidad?, ¿qué garantías ofrece la marca?, ¿cómo apoyan desde las centrales a sus franquiciados?

La pionera en este modelo es No+Vello, marca del sector de la estética, y más concretamente, del de la fotodepilación. Comenzaron hace siete años y crearon esta revolucionaria estructura de negocio que a día de hoy sigue requiriendo una inversión de 30.000 euros, con una financiación de hasta el 50% a nuevos emprendedores. Incluye la aparatología, mobiliarios, etc, a cambio de poco más de 300 euros al mes.

Más de 400 familias en España optaron por esta la opción de No+Vello y cumplieron los requisitos. Es el caso de Ana María Martín, madrileña de 47 años, quien al prever el cierre por impagos y falta de clientela de la clínica dental en la que trabajaba, decidió acordar un despido, capitalizar el paro y abrir un centro en Pinar de Chamartín.


Ante el previsible cierre de su antigua empresa, decidió capitalizar el paro y emprender su franquicia"Gracias a esta decisión ahora tengo un empleo, y mi marido cuando fue despedido también pudo trabajar aquí. Estamos pensando en abrir nuestro segundo local en la zona norte de Madrid", afirma Ana María. Su centro lleva abierto seis años, y en él trabajan cuatro empleadas.

"Elegí esta franquicia porque siempre he estado especializada en el mundo de la belleza y la estética, creo que es un sector en alza", explica. Los últimos datos de la enseña desvelan que el papel de la franquiciada ha aumentado. Dos de cada tres nuevos empresarios son mujeres. "Lo que las acerca tanto a nuestra empresa, y al fin y al cabo, lo que les confiere tanta seguridad a la hora de emprender, es que las actividades relacionadas con la estética y el culto al cuerpo están en continuo crecimiento", explica José Luis Ruiz, Director de Expansión de No+Vello.

Del mismo modo, la empresa Equivalenza, franquicia dedicada a la venta de perfumes y productos cosméticos, también ha notado el auge de las marcas dedicadas al cuidado personal, abriendo en tan sólo dos años más de 500 tiendas y obteniendo cifras de facturación en el 2013 de 32 millones de euros.

En este caso la inversión de apertura es de 19.900 euros, que incluye el sistema de licencias, todo lo necesario para abrir y mantener el funcionamiento del punto de venta, entre otras cosas.


Tras dos años en paro, decidió montar el negocio y ahora lleva dos puntos de ventaA esta oportunidad se sumó Verónica Cuenca, de 36 años, con dos hijos y trabajadora del sector inmobiliario. Con la crisis comenzó a buscar nuevas oportunidades laborales, observando el panorama de un mercado inestable que caía en picado. Después de dos años en el paro decidió crear su propio negocio y  en dos meses tenían su perfumería abierta. Hoy por hoy ya tiene dos puntos de venta, uno en Puente Genil (Córdoba) y otro en Antequera (Málaga), y a tres empleadas en nómina. Además, observando el éxito de Verónica, su hermana abrió otra tienda en Priego de Córdoba, y su sobrino otra más en Linares (Jaén).

"Montar un negocio hoy en día conlleva muchas complicaciones y esfuerzo. Piensas 26 horas al día en él, te levantas y te acuestas buscando maneras para mejorar y crecer, pero es apasionante. Además nos han ayudado mucho con formación en técnicas de venta y en el terreno de la perfumería, que es un sector que yo no conocía. Realmente es duro, pero cuando tienes el chip de emprender y de crear tu propia empresa hay que trabajar sin mirar el reloj", explica Verónica Cuenca.

Dentro del sector de la alimentación, Loops & Coffee es una franquicia recién llegada y dedicada a la repostería. Con una inversión total inferior a 40.000 euros, cuenta de momento con 14 tiendas en España y comienza su expansión internacional en México.

"Después del cierre de nuestro negocio familiar, encontré en esta opción de empleo" Dulce Ruiz Jiménez, de 29 años, ha abierto esta misma semana en la madrileña calle Bravo Murillo su primer local. Explica que encontró en el modelo de negocio low cost una oportunidad para conocer un sector nuevo, aspirar a crecer profesionalmente y ser su propia jefa. "Estaba desempleada desde hacía dos años, después del cierre de nuestro negocio familiar, y encontré en esta franquicia una opción  encontrar un empleo."

Está claro que no es oro todo lo que reluce, que el cobijo de la franquicia llega hasta cierto punto. Todos los franquiciados coinciden en que el éxito responde a largas jornadas de trabajo, dedicación 100% y grandes dosis de suerte, que por supuesto, la franquicia no puede garantizar.

Ana María Martín dueña de uno de los primeros centros de No+Vello explica: "Los inicios nunca son fáciles, hay que trabajar duro y aprender mucho para llevar una empresa que dé resultados, pero es muy gratificante ver cómo crece tu negocio poco a poco y sacas a tu familia adelante".