Público
Público

Frattini critica los gestos "inoportunos" de Sarkozy que "ridiculizan" Italia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Asuntos Exteriores italiano, Franco Frattini, reprochó hoy los gestos "inoportunos" que "ridiculizan" a Italia que, según él, mostró este domingo el presidente francés, Nicolás Sarkozy, durante una rueda de prensa con la canciller alemana, Ángela Merkel, en Bruselas.

El jefe de la diplomacia italiana tuvo que responder a una pregunta de los periodistas en Roma sobre las sonrisas que despertó en Sarkozy el hecho de que en la rueda de prensa al término de la cumbre europea se les preguntara a él y a Merkel sobre si el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, se había comprometido a acometer nuevas reformas económicas.

El vídeo con las risas de la sala de prensa ante la reacción de Sarkozy y la mirada cómplice que se dedican el presidente francés y la jefa del Gobierno alemán ha generado una gran polémica en Italia.

Varios miembros de la política italiana, entre ellos el propio Frattini, atribuyen la actitud del mandatario galo este domingo al hecho de que el italiano Lorenzo Bini Smaghi aún no haya anunciado su salida del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) para dejar espacio a un francés ante la inminente sustitución de Jean-Claude Trichet por Mario Draghi en la Presidencia de la institución.

"El presidente Sarkozy tiene evidentemente una aspiración fuerte ante un miembro francés en la Ejecutiva del BCE y habría deseado que Bini Smaghi fuera quitado con un acto de autoridad. Él sabe que esto no es posible y, por tanto, buscar gestos y expresiones que ridiculizan nuestro país no es oportuno", dijo Frattini, en declaraciones que recogen los medios italianos.

Sin embargo, de parte de la canciller Merkel "he escuchado palabras con las que ha dicho que ellos se fían de los compromisos vinculantes de Italia", agregó.

El propio Berlusconi, a quien ayer Merkel y Sarkozy pidieron en privado que acelere las reformas económicas para evitar un agravamiento de la crisis en Italia, ya apuntó anoche a la posibilidad de que el presidente de Francia esté "molesto" por el hecho de que Bini Smaghi no haya renunciado a su cargo en el BCE.

Durante la rueda de prensa posterior a la cumbre europea de Bruselas, el mandatario galo pidió a Grecia y a Italia que sean responsables para reducir su deuda pública y dijo que España ya no se encuentra en primera línea de la crisis financiera, estableciendo una clara separación entre la situación española e italiana, que hasta ahora, siempre habían ido de la mano.

El primer ministro italiano tiene previsto reunir hoy de forma extraordinaria a su gabinete para abordar nuevas reformas que vayan en la línea de las exigencias de la Unión Europea (UE), entre las que cobra más fuerza el retraso de la edad de jubilación de los 65 a los 67 años o la venta de parte del patrimonio inmobiliario del Estado para reducir la deuda (superior al 120 % del PIB).

A través de un comunicado, el líder del opositor Partido Demócrata (PD) italiano, Pierluigi Bersani, afirmó hoy que nada será suficiente en el plano de las reformas en Italia mientras siga en el poder Berlusconi y su Gobierno.

"Italia es un gran país. Los italianos tienen los recursos y medios para salir de la crisis y merecen otra cosa distinta respecto a lo que han mostrado en estos días otros socios europeos. Llegados a este punto es necesario dar una señal de cambio político claro (...) para recuperar a nivel internacional el respeto y la confianza", comentó Bersani.