Público
Público

Frattini oculta en Venecia el gran secreto de la iglesia en su nueva novela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escritor y periodista español de origen peruano Eric Frattini ha escondido en Venecia la clave de un secreto que amenaza los cimientos de la iglesia católica en su nueva novela, "El laberinto de agua", en la que vuelve a ocuparse de las intrigas vaticanas.

"El secretismo es lo que hace tan fascinante al Vaticano, y ese secretismo dura ya 2009 años. Porque para el Vaticano lo que no es sagrado es secreto", afirmó hoy Frattini en una entrevista con Efe en Venecia, donde ha presentado su segundo novela, que la editorial Espasa acaba de publicar en España y América Latina.

"¿Qué pasaría si el origen del cristianismo no hubiese sido como nos lo han contado?" Esta es la pregunta que plantea Frattini en "El laberinto de agua", continuación de "El quinto mandamiento", con la que debutó en 2007 en el campo de la ficción tras diversos libros de ensayo, entre los que figuran varios sobre el Vaticano, como "La Santa Alianza, cinco siglos de espionaje vaticano", que tuvo amplio eco en Italia.

"El laberinto de agua" está protagonizada por la joven arqueóloga Afdera Brooks, quien hereda de su abuela, una millonaria experta en obras de arte, un antiquísimo manuscrito, "El Evangelio de Judas", que rebate la historia oficial sobre el apóstol que traicionó a Jesucristo por unas monedas y se ahorcó después.

Frattini (Lima, 1963) se reencuentra en esta novela con el malvado cardenal Lienart, convertido ahora en secretario de Estado de la Santa Sede, quien vuelve a activar el Círculo Octogonus para conjurar la amenaza que se cierne sobre la iglesia.

Este personaje es un "perfecto príncipe de la iglesia" al que su autor define como "una mezcla de Darth Vader, el profesor Moriarty y Fumanchú", y que sirve de punto de unión entre esta novela y la anterior.

El Círculo Octogonus, compuesto por ocho sacerdotes que actúan como despiadados asesinos, tratará por todos los medios de impedir que el manuscrito salga a la luz y ponga en cuestión la estabilidad de la jerarquía de la iglesia católica.

Para lograrlo, este grupo no tendrá inconveniente en eliminar a todos cuantos entren en contacto con el documento, que la protagonista lleva a Ginebra para que sea restaurado y traducido.

Lo que ignora el Círculo Octogonus es que para entender los secretos del Evangelio de Judas es necesario contar además con otro documento, redactado por un discípulo de Judas llamado Eliezer.

Afdera Brooks debe encontrar ese documento mediante una serie de pistas ocultas en Venecia, la ciudad en la que creció en un palacio llamado Ca D'Oro junto a su abuela y su hermana.

Este palacio del siglo XV, que acoge en la actualidad la Fundación Giorgio Fachetti, es uno de los lugares reales en los que transcurre una novela que ofrece una guía de Venecia, "una ciudad de dos caras, donde se mezclan la fantasía y la realidad", explica Frattini.

El gueto judío, el palacio de los Dogos, la iglesia de la Salute y el Arsenal son otros escenarios venecianos que Frattini ha introducido en su novela.

"El laberinto de agua" es además "un libro de historia y una historia policiaca, que en algún capítulo te hace pensar en que la historia del cristianismo pudo ocurrir de otra manera", señala a Efe el autor, quien rechaza que su novela pretenda crear polémica.

"Escribo novelas para que la gente disfrute leyéndolas; para provocar ya tengo mis ensayos", asegura.

Aunque, en un paseo por Venecia en dirección a Ca D'Oro, Eric Frattini bromea sobre la posibilidad de que la jerarquía católica desaconseje su novela y recuerda cómo las críticas del Vaticano al "Código Da Vinci" incrementaron las ventas de aquel libro.

"El laberinto de agua" se publicará en los próximos meses en diversos países europeos, como Italia, Portugal, Alemania, Rusia, Bulgaria, Irlanda, y tendrá además una adaptación al cómic.

Carlos Gosch