Público
Público

Frecuencia de la migraña, ligada a riesgo de daño cerebral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los pacientes con migraña quetienen ataques frecuentes o una historia larga de la enfermedadpresentan más riesgo de desarrollar daño cerebral progresivo,según revelaron imágenes por resonancia magnética, informaroninvestigadores holandeses.

El estudio fue publicado en la revista Headache.

Trabajos previos sobre imágenes cerebrales demostraron quelos pacientes con migraña son más propensos a presentar "dañocerebral silente", que es aquél que no tiene síntomas o signos,que quienes no padecen esa dolencia, explicaron los autores.

Pero no se había especificado cuáles son las zonas delcerebro afectadas.

La doctora Nicole Schmitz y sus colegas del Centro Médicode la Universidad de Leiden buscaron identificar las áreaspredilectas de posible daño cerebral y varios aspectos de losdolores de cabeza en 28 pacientes femeninas con migraña.

Estos resultados fueron comparados con los de 28 mujeressin migraña, que actuaron como grupo de control.

Muchas zonas del cerebro aparecieron con frecuencia comoanormales en las mujeres con migraña, comparadas con laspacientes del grupo de control.

Se descubrió que estaba involucrado un amplio rango deáreas con distintas funciones, desde las zonas que controlanlas funciones cognitivas superiores hasta aquellas que manejanfunciones básicas, como la respiración y la presión arterial.

Los autores informaron que entre esas zonas se encuentranel lóbulo frontal, los parietales, el tronco encefálico y elcerebelo.

Los pacientes que tenían más de tres ataques de migraña pormes también mostraron muchas más anormalidades que aquellos quepresentaban menos de tres ataques mensuales, indicó el equipo.

Asimismo, señalaron los autores, las personas con más de 15años de ataques migrañosos presentaban peores cambioscerebrales que quienes hacía menos de ese tiempo que padecíanla condición.

Para comprender mejor las causas y las consecuencias deldaño cerebral en los pacientes con migraña, se necesitan másimágenes cerebrales que cuantifiquen las anormalidades en eltiempo y bajo varias condiciones, como antes, después y durantelos ataques migrañosos, finalizaron los investigadores.

FUENTE: Headache, julio/agosto del 2008