Público
Público

Frederic Amat "paga su deuda" con la India en forma de exposición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El artista español Frederic Amat ha vuelto a la India para pagar con su obra la "deuda" contraída con un país que, afirma, le ha permitido conocerse más profundamente y enriquecer su visión a través del "otro".

A diferencia de sus dos viajes anteriores, Amat no llegó a Nueva Delhi a capturar sensaciones, olores y colores, sino para presentar una muestra sobre lo que define como la "digestión de lo que han comido" sus ojos en sus travesías indias de 2002 y 2003.

"Papeles de la India" son cien imágenes de pequeño formato con las que el barcelonés intentó "atrapar apariciones y provocar imágenes" para tomar el pulso a un país que describe como "inabarcable, a veces ininteligible, pero siempre fascinante".

Esta exposición de Amat, que ya se exhibió en Barcelona y Nueva York, llegó el pasado viernes al Instituto Cervantes de Nueva Delhi acompañada de 14 instantáneas tomadas por este creador en Varanasi (la antigua Benarés) y un cortometraje ambientado en esa ciudad.

Los elementos de "Papeles de la India", con el nexo que les confiere su idéntico formato cuadrado, forman para Amat un "mosaico de emociones estéticas y visuales" muchas de ellas en formas de "collage" colorista con variopintas referencias al imaginario indio.

"Amat ha interrogado a la India cultural y filosóficamente. Su mirada al Karma, sus fotos de cables en Varanasi, su interpretación de las imágenes de Shiva, todo es alegórico y metafórico", afirmó la experta india en arte Alka Pande en la inauguración de la muestra.

"Hay una esencia de India capturada maravillosamente, muy sensual y sentida, muy táctil", añadió Pande para quien es interesante la mirada "siempre cambiante" sobre la India, "no sólo un concepto geográfico, sino más bien una idea".

El pintor reconoce que su periplo artístico y emocional por el gigante asiático requirió un ejercicio de alejamiento de prejuicios visuales e incluso conceptuales.

"Tuve que despojarme de mi visión occidental, de la visión antropocéntrica de Occidente, porque aquí tienen una concepción diferente de la vida, más cosmocéntrica", afirma Amat.

"Pero para mí, la India es, por encima de todo, el otro", sentencia un artista que reconoce que sus 40 años de trayectoria han girado con frecuencia alrededor de la idea de viaje y de la búsqueda de la diversidad, un territorio a veces confuso y resbaladizo.

"El enigma es algo íntimamente ligado al arte. La razón no es el mejor calzado para transitar por el arte, es mejor la sensibilidad, la curiosidad y el respeto", reflexiona un creador cuya estilo a veces se ha comparado al del maestro Antoni Tàpies.

La atracción de Amat por la India y por lo que le ha aportado a él y a otros creadores se torna en velada crítica en cuanto a la capacidad del país por engendrar su propia visión artística.

"Es un país con una enorme historia, con una gran tradición. Eso comporta una reglas muy claras que pueden aportar pero que en el mundo del arte contemporáneo también pueden restar", advierte el creador español, cuyo arte ha huido casi siempre de las normas.

"Las vanguardias de los años 20 del siglo pasado fueron eso, una experiencia de liberación de las reglas que la India no ha vivido pero que esperamos que viva. Será un placer ser espectadores de esa liberación", recalca.