Público
Público

Frei asume el peso de las esperanzas de gol de Suiza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El delantero suizo Alexander Frei lleva una carga pesada en el Mundial después de haber sido el máximo goleador de su país con 40 tantos en 73 partidos.

Convocado regularmente en la selección suiza desde 2001, Frei hará su cuarta aparición en un gran torneo internacional, con suerte diversa en las ocasiones anteriores.

Hace cuatro años, en el Mundial de Alemania, anotó dos de los cuatro tantos que permitieron a Suiza llegar a octavos de final, donde cayó por penaltis ante Ucrania.

Sin embargo, en la Eurocopa 2004, la única vez que dio en el blanco fue al escupir al inglés Steven Gerrard, en un incidente que le valió una sanción de tres partidos tras examinarse las pruebas de vídeo.

Presa de los remordimientos, adoptó una llama, un animal conocido por escupir una sustancia maloliente a sus agresores cuando se les provoca, en un acto sorprendente de humor para una persona por lo general seria.

Cuatro años más tarde, en la Eurocopa 2008, coorganizada por su país y Austria, los sueños de Frei de llevar al éxito a Suiza se fueron por los suelos después de que una lesión de rodilla le obligara a salir cojeando de su primer partido con la República Checa antes del medio tiempo.

La imagen de Frei limpiándose las lágrimas con el brazalete de capitán fue el momento más conmovedor del torneo, aunque permaneció con el equipo como muestra de apoyo.

A sus 31 años, sigue siendo un jugador clave para su país al anotar cinco goles en la eliminatorias, incluyendo un penalti en la decisiva victoria a domicilio por 2-1 ante Grecia.

Después de haber pasado tres temporadas en el club francés Stade Rennes y otras tres en el Borussia de Dortmund alemán, retornó a casa este año para fichar por el FC Basilea.

Frei se fracturó el brazo en febrero y estuvo fuera de los terrenos de juego durante 10 semanas, por lo que aún está luchando por llegar en buenas condiciones para el torneo.

Sin embargo, Frei le está buscando el lado positivo al asunto.

"Antes de la Copa del Mundo de 2006 también tuve sólo un partido como preparación", dijo.

"A pesar de eso hice una buena Copa del Mundo", concluyó.