Público
Público

Frei pide apoyo al electorado progresista y dice que modernizará la política

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato oficialista a la Presidencia de Chile, Eduardo Frei, pidió anoche el apoyo del electorado progresista para vencer al derechista Sebastián Piñera, quien le sacó una ventaja de casi 14 puntos en la primera vuelta de los comicios celebrados este domingo.

"Una abrumadora mayoría nos ha dicho que se identifica con las ideas progresista y democráticas y ha elegido a esta opción presidencial para representar a todas ideas en la votación definitiva que tendremos en enero", afirmó en un discurso ante cientos de simpatizantes.

Pero Frei, que se enfrentará a Piñera en segunda vuelta, dijo que es consciente de que el electorado chileno ha enviado un mensaje crítico a la candidatura presidencial de la Concertación.

"Las chilenas y chilenos han definido que la elección del 17 de enero será entre mi candidatura y la de la derecha, pero también nos ha dicho que hay cosas que no les gustan, que hay prácticas y estilos que deben ser superados", admitió.

Frei destacó que durante los veinte años en que ha gobernado la Concertación "el país se ha modernizado, pero la política, desgraciadamente, no ha seguido ese mismo ritmo", añadió.

"Yo comparto este juicio", reconoció el abanderado oficialista, quien se comprometió a hacerse cargo de esta aspiración ciudadana.

"Quiero que los puestos y los cargos sean para los que tienen méritos, y no para los que tienen contactos. Voy a gobernar con todos y todas. Voy a representar a la gente con partidos y sin partidos", enfatizó.

Frei, que ya gobernó Chile entre 1994 y 2000, aseguró que si gana, "las mujeres seguirán teniendo el rol protagonista que ganaron con la presidenta Michelle Bachelet".

También se comprometió a abrir espacios a la participación de los jóvenes, que actualmente muestran un gran desinterés por la política reflejado en la baja inscripción electoral.

Y tras elogiar el desempeño electoral de los también candidatos Jorge Arrate y Marco Enríquez-Ominami, admitió que estos dos ex compañeros de la Concertación "han puesto en el debate propuestas valiosas que voy a recoger como propias".

Consciente de que necesita el apoyo del electorado progresista para derrotar a Sebastián Piñera, el senador democristiano insistió: "tenemos que sumar y construir, en lugar de seguir descalificándonos".

"A aquellos que no votaron por mí, a aquellos que tienen dudas y pueden seguir teniéndolas, les pido confianza en Chile y confianza en mi candidatura".

"A los que votaron por Arrate y por Marco Enríquez quiero pedirles su apoyo, sumar sus energías y sus esperanzas", dijo el aspirante oficialista, quien puso como ejemplo de cooperación política el acuerdo entre los comunistas y la Concertación, que permitirá la entrada al Congreso de varios candidatos de la izquierda extraparlametaria.

"Quiero recalcar hoy día y poner como ejemplo el acuerdo que hicimos con (la coalición) Juntos Podemos y que permitió acabar con la exclusión", subrayó el candidato de la Concertación.

Por último, Frei aludió a la necesaria separación entre los negocios y la política, uno de los caballos de batalla en su enfrentamiento electoral con el multimillonario empresario Sebastián Piñera.