Público
Público

Frenar crecimiento varones altos reduciría nivel de testosterona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Frederik Joelving

Ser alto no parece preocupara la mayoría de los adolescentes, pero en Europa algunos siguenoptando por frenar el crecimiento con inyecciones hormonales.

Un estudio realizado en Holanda demuestra que esetratamiento podría tener efectos imprevistos cuando esosvarones se convierten en hombres.

"La buena noticia es que no afectaría la fertilidad", dijola doctora Emile Hendriks, del Centro Médico Erasmus enRotterdam.

En el 2004, se cuestionó el uso de la terapia con estrógenomás común para controlar la altura en las niñas porque podríacausar infertilidad. Y eso podría repetirse en los hombres.

El equipo de Holanda evaluó a 60 hombres 20 años después derecibir inyecciones de testosterona en altas dosis, lo quefrena el crecimiento al acelerar el paso por la pubertad.Ferring Pharmaceuticals, que produce esos fármacos, financióuna parte del estudio.

Los participantes, que medían casi 1,98 metro, terminaronsiendo tan fértiles como el resto de los hombres a los 30 años.Más de siete de cada 10 que habían intentado tener un hijo lohabían logrado al año, tanto en el grupo de hombres que habíanrecibido el tratamiento hormonal como en el grupo de control.

Pero sus niveles de testosterona eran significativamentemás bajos, aunque en el rango normal. "Esos hombres no habríantenido signos clínicos", dijo Hendriks; los niveles muy bajosde la hormona están asociados con la fragilidad y los problemassexuales.

"El próximo paso sería comprobar qué sucede cuando latestosterona desciende demasiado", indicó.

El experto agregó que cada vez se utiliza menos eltratamiento hormonal en Europa. Estima que en Holanda sóloreciben las inyecciones entre 10 y 100 niños cada año por unos800 dólares en total.

Eso es nada comparado con la terapia hormonal decrecimiento más popular, que ayuda a crecer a los varones conbaja estatura y también se utiliza en Estados Unidos.

Los investigadores informan que el precio asciende a unos22.000 dólares por año y con 500.000 niños estadounidensesdentro de la definición clínica para recibir el tratamiento, elfármaco tiene un mercado potencial de unos 10.000 millones dedólares.

El doctor Paul Saenger, profesor de pediatría del Colegiode Medicina Albert Einstein en Estados Unidos, dijo que elnuevo estudio es una noticia importante para los que aúnutilizan el tratamiento en los adolescentes sanos.

Saenger indicó que el tratamiento no está aprobado por laAdministración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidoscomo terapia para frenar el crecimiento.

FUENTE: Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism,online 8 de septiembre del 2010