Público
Público

El frenazo del paro en EEUU anima los mercados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los datos del desempleo en EEUU, mucho mejor de lo esperado por los analistas, animaron a las principales bolsas europeas que siguieron el ejemplo del Dow Jones y cerraron la semana con ganancias, en un contexto en el que los más optimistas utilizan la lupa para engrandecer los datos supuestamente positivos.

También ayuda a ver la botella "medio llena" la actividad del sector manufacturero estadounidense que avanzó en noviembre por cuarto mes consecutivo, y la relativa estabilidad de su mercado laboral.

La tasa de paro en EEUU bajó dos décimas en noviembre, hasta el 10 por ciento, con una pérdida neta de 11.000 empleos, cuando los analistas auguraban una caída de 100.000 empleos, que aderezada al buen comportamiento del sector manufacturero, que crece por cuarto mes consecutivo, animaron los mercados que han cerrado la semana con avances cercanos al 1 por ciento.

Y más datos para la esperanza: la eurozona ha salido, aunque débilmente, de la recesión gracias al "tirón" de Alemania y los precios repuntan y alejan el temido fantasma de la deflación, mientras que la ONU y The Conference Board auguraron esta semana tasas positivas de crecimiento de la economía mundial debido al buen comportamiento de los países emergentes y en desarrollo.

Además de las bolsas en máximos, en el mercado de metales preciosos, el oro sigue imparable y esta semana se afianzó por encima de lo 1.200 dólares la onza, nivel histórico que ha alcanzado por la fuerte demanda, especialmente la procedente de China.

En Bruselas, los Veintisiete han aprobado un nuevo sistema de supervisión bancaria que pretende impedir nuevas crisis en el sector financiero que sólo en el Reino Unido ha requerido ayudas públicas próximas al billón de euros.

En España, paradoja y desencuentro entre la economía real y la financiera, el número de parados en España se aproxima ya a los cuatro millones, caen los beneficios de las empresas y, por contra, la bolsa continúa su lenta pero persistente escalada que ha llevado al Ibex a sólo dos puntos de su máximo anual.

Más de 60.000 nuevos desempleados en noviembre, un 1,59 por ciento, situaron en número total de parados en 3.868.946 parados, y aunque el incremento se ha ralentizado desde los 171.000 nuevos parados del "noviembre negro" de 2008, la tasa sobre la población activa, 19,3 por ciento, sólo es superada, entre los países de la UE, por Letonia.

La producción industrial sigue a la baja, aunque a menor ritmo, un 9,2 por ciento en octubre, aunque se salva el sector del automóvil gracias a los incentivos públicos a la compra de vehículos que han elevado por encima de las 86.000 las matriculaciones de noviembre, un 37 por ciento más que un año antes.

Los beneficios netos de las empresas no financieras siguen con notables recortes, un 21,8 por ciento hasta septiembre (-1,3% en el mismo periodo de 2008), con una caída del 13,1 por ciento en su actividad económica.

Entre las grandes empresas, el empleo cayó un 7 por ciento en octubre y las ventas un 8,6 por ciento respecto al mismo mes de 2008, mientras que el crédito al consumo se ha reducido a un ritmo del 30 por ciento.

La próxima semana, la comisaria de la competencia de la UE estudiará el plan de reestructuración de General Motors para Opel y aquí se confía que la planta española de Figueruelas no soporte más de los 900 despidos que contemplaba Magna.

También conoceremos la balanza comercial y créditos al consumo de EEUU de octubre, el análisis del Banco Central Europeo en su boletín mensual y la producción industrial de Alemania y Reino Unido.

Y en la economía española, los impagados de octubre, los costes laborales del tercer trimestre y los resultados de Inditex, mientras que la bolsa estará atenta al regreso de Ferrovial al Ibex tras su fusión con Cintra.