Público
Público

Frente común contra el Gobierno por quitar Educación para la Ciudadanía

Diversas organizaciones presentan un memorándum para denunciar al Ejecutivo ante el Consejo de Europa en defensa de esta asignatura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'La Educación para la Ciudadanía Democrática es un factor de cohesión social, de comprensión mutua, de diálogo intercultural e interreligioso que contribuye a promover el principio de igualdad entre los hombres y las mujeres (...) por lo que deberá estar en el centro de la reforma y aplicación de las políticas educativas'. Así definía el Consejo de Europa, del que forma parte España, la asignatura que el Gobierno de Rajoy pretende eliminar del currículo escolar con la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

En el último borrador de la norma, ni siquiera hay rastro de la llamada Educación Cívica y Constitucional, la materia que se mantenía en la ESO y que no tenía 'contenidos polémicos', como dijo el ministerio que sí contenía Educación para la Ciudadanía (EpC). La asignatura que ocupará el lugar de esta materia se llama Valores Culturales y Sociales en Primaria y Valores Éticos en Secundaria. Será la alternativa para los alumnos que no cursen Religión.

Sindicatos y expertos denunciaron recientemente que, con esta decisión, el Gobierno cedía a las presiones de la Iglesia, que intentó tumbar la materia desde el primer día. Ahora, cerca de 45 organizaciones se han unido para denunciar que el Gobierno de Rajoy incumple las recomendaciones del Consejo de Europa. La Fundación Cives, Amnistía Internacional, Intermón Oxfam, Movimiento contra la Intolerancia, Fundación Cultura de Paz, Asociación Pro Derechos Humanos de España, Liga Española de la Educación y la Cultura Popular, Movimiento por la Paz, Confederación Estatal de Movimientos de Renovación Pedagógica, Educación Sin Fronteras, Asociación para las Naciones Unidas en España, CEAPA y la Coordinadora de ONG para el Desarrollo en España son algunos de los colectivos firmantes. Todos coinciden en que 'los incumplimientos de los acuerdos [del Consejo de Europa] quebrarían la línea creciente y constructiva hasta la fecha seguida por la mayoría de los estados miembros para la implantación de EpC'.

De hecho, la Carta del Consejo de Europa sobre Educación para la Ciudadanía y en Derechos Humanos de 2010 señala explícitamente que 'cualquier persona que viva en uno de esos territorios [los que forman parte del Consejo de Europa] debería tener acceso' a estas materias.

En España, la asignatura empezó a andar en 2006. El alumnado dedicaba a lo largo de su vida escolar no universitaria '180 horas al aprendizaje de los valores que caracterizan a un ciudadano democrático', reza el memorándum. Desde entonces, 'se produjo un injustificado embate contra la asignatura por parte de la jerarquía eclesiástica católica, el PP y determinados sectores conservadores', aunque diversas sentencias del Tribunal Supremo 'revocaron todos y cada uno de los argumentos esgrimidos por los adversarios de EpC', continúa el texto.

La Lomce garantiza la eliminación de EpC, su desaparición absoluta en Primaria, Secundaria y Bachillerato. De este modo, la nueva ley 'se aleja tanto de las recomendaciones de la Carta del Consejo de Europa sobre EpC y en Derechos Humanos (2010) como la Recomendación del Comité de Ministros relativa a la Educación para la Ciudadanía Democrática (2002)', concluye el documento. Los representantes de las organizaciones firmantes del documento lo presentarán esta tarde en Madrid.