Público
Público

El Frente Polisario denuncia "los pretextos y mentiras" del Gobierno de Rabat

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Frente Polisario denunció hoy lo que considera "pretextos y mentiras" del Ejecutivo marroquí para justificar su "brutal intervención militar" contra "ciudadanos saharauis pacíficos", que asegura que ha causado al menos 19 muertos, 723 heridos y más de 150 desaparecidos.

En un comunicado, el Ministerio de Información saharaui afirma que el Gobierno marroquí "persiste en el peligroso discurso de chovinismo, convulsión y agitación dirigido a los marroquíes para involucrarles en su política de limpieza étnica contra el pueblo saharaui".

Según el departamento saharaui, "en su intento de justificar su bestial intervención militar contra ciudadanos saharauis pacíficos, mujeres, niños y ancianos", Marruecos "no deja de falsificar acusaciones y clasificar a estos ciudadanos como criminales".

El comunicado destaca que, desde que a principios de octubre comenzó a instalarse el campamento de Gdeim Izik, "se evidenció el carácter pacífico" de la protesta en la que miles de desplazados se manifestaron "por su propia voluntad y convencimiento contra su crítica situación política, social y económica".

El Ministerio de Información considera que las "declaraciones y falsificaciones" de Marruecos muestran "inequívocamente" su intención de mantener "el proceso de represión, persecuciones, humillaciones y encarcelamientos, incluso contra periodistas extranjeros".

"El hecho de que el Gobierno marroquí continúe imponiendo el cerco y el toque de queda, así como la expulsión y detención de observadores y periodistas confirman su intención de continuar su crimen de limpieza étnica contra el pueblo saharaui en la oscuridad", afirma.

El comunicado reitera además el llamamiento al Consejo de Seguridad de la ONU a "intervenir urgentemente para salvar a decenas de miles de saharauis, auxiliar a los heridos, identificar a las víctimas, buscar a los desaparecidos y poner fin a la situación de terror que reina en la ciudad de El Aaiún".

En este sentido, reclama el envío urgente de un dispositivo de Policía de Naciones Unidas para proteger a los ciudadanos saharauis, así como una comisión de investigación de la organización internacional que esclarezca lo sucedido.