Público
Público

El Frente Polisario y Marruecos deciden seguir el diálogo y se reunirán en diciembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Frente Polisario y Marruecos han decidido la pasada madrugada proseguir con el proceso de negociación pese a las tensiones de los últimos días y acordaron volverse a reunir en diciembre y a principios del próximo año.

Las dos partes "han decidido reunirse de nuevo en diciembre y a principios de año para proseguir el proceso de negociaciones que piden las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU", dijo el enviado especial de la ONU para el Sahara, Christopher Ross, al término de la reunión.

"Marruecos y el Frente Polisario han mantenido discusiones amplias y francas, en un espíritu de respeto mutuo y a pesar de que cada uno de ellos ha rechazado la posición del otro como base de las futuras negociaciones", dijo Ross.

Las dos delegaciones concluyeron así su tercer encuentro informal, auspiciado por la ONU, en sus instalaciones de la localidad neoyorquina de Manhasset, y en las que las conversaciones se han desarrollado con el telón de fondo de las tensiones habidas en los últimos días en El Aaiún.

Los disturbios ocurridos tras el desmantelamiento violento por parte de Marruecos del campamento de Gdaim Izik, donde miles de saharauis reivindicaron durante un mes su derechos socioeconómicos, elevaron las tensiones de este encuentro, que comenzó el lunes y en el que también estuvieron presentes representantes de Argelia y Mauritania, en calidad de países vecinos.

El presidente del parlamento saharaui y portavoz de su delegación, Jatri Aduh, señaló a la prensa que "el ambiente de la reunión ha sido tenso".

"La respuesta de la delegación saharaui ha sido contundente, de condena, a todo lo que ha ocurrido", dijo Aduh, que responsabilizó a "Marruecos por tratar de obstaculizar esta reunión".

Igualmente confirmó que la apertura de la reunión del lunes "se retrasó varias horas por las protestas saharauis", al tiempo que confirmó que barajaron la posibilidad de levantarse de la mesa de negociaciones.

Por su parte, el jefe de la delegación marroquí, el ministro de Exteriores, Taieb Fassi Fihri, rechazó las acusaciones del Polisario y señaló que ese movimiento independentista y Argelia recurren "a cualquier hecho, a cualquier detalle" para evitar negociar.

Agregó que "Marruecos aprovecha esta oportunidad para decir que nada puede impedir las negociaciones. Estamos aquí para negociar. Nadie puede eludir sus responsabilidades: Negociación, negociación, negociación".

Marruecos, dijo el ministro, explicó "con transparencia y sin tabúes" los sucesos de los últimos días según su versión.

Ross explicó que "para crear un clima propicio a los progresos, las partes han empezado a construir una nueva dinámica para seguir adelante con la negociación".

Precisó que "por primera vez las dos delegaciones y sus Estados vecinos se han reunido para tratar el conjunto de medidas dirigidas por el Alto Comisariado de la ONU para los Refugiados (ACNUR)", y convinieron la reanudación inmediata de las visitas familiares por vía aérea tal como habían acordado en un plan de acción en 2004 y que estaban suspendidas desde haced meses.

"Las partes han decidido también acelerar el inicio de las visitas (de familiares) por vía terrestre", dijo Ross en relación al intercambio de visitas entre familias saharauis que han quedado divididas a causa del conflicto, muchas de ellas entre los campamentos de Tinduf, en el sur de Argelia, y los de Esmara, en territorio del Sahara Occidental.

Ross precisó que Marruecos, el Polisario, Argelia y Mauritania "se reunirán próximamente en Ginebra con ACNUR para revisar la totalidad de ese plan de acción y avanzar en las visitas por vía terrestre".

La mediación del enviado especial de la ONU ha logrado que Marruecos y el Polisario hayan decidido "reunirse de nuevo en diciembre, al igual que a principios del próximo año para seguir, con ese nuevo acercamiento, el proceso de negociaciones tal como piden las resoluciones del Consejo de Seguridad".

Tras los enfrentamientos Marruecos ha reconocido oficialmente nueve víctimas mortales, ocho de las cuales son efectivos de sus cuerpos de seguridad y uno es un civil saharaui.

El Frente Polisario, por su parte, aseguró que los saharauis fallecidos en el desmantelamiento del campamento de protesta y los incidentes que se desencadenaron a continuación son once, al tiempo que cifró en 723 los heridos y en 159 las personas desaparecidas.

La comunidad internacional también ha expresado su preocupación por esas tensiones, y así el Consejo de Seguridad inició hoy gestiones, a petición de México, para convocar una reunión informativa sobre esos disturbios.

El presidente de turno del Consejo, el embajador británico Mark Lyall Grant, inició así las consultas con los otros miembros del máximo órgano de seguridad para precisar la fecha y la modalidad de la sesión informativa, según esas mismas fuentes, además de que el departamento de Operaciones de Paz de la ONU (DPKO) presentará al Consejo un informe sobre esa crisis.

El Consejo ya tenía previsto debatir el próximo 23 de noviembre con Ross la situación del proceso de negociación, pero esa fecha podría ahora adelantarse.

Marruecos sostiene que la única solución realista al conflicto es su propuesta de conceder una autonomía al territorio que ocupa militarmente desde hace 35 años, mientras que el Polisario insiste en la celebración de un referéndum que incluya la independencia entre las opciones.

DISPLAY CONNECTORS, SL.