Publicado: 28.10.2014 12:21 |Actualizado: 28.10.2014 12:21

El FROB detecta 2.600 millones en operaciones irregulares en los bancos intervenidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el fondo de rescate de la banca española, ha identificado 42 operaciones financieras irregulares en entidades financieras por valor de 2.600 millones de euros, ha adelantado el martes el ministro de Economía, Luis de Guindos. "Según las estimaciones preliminares del FROB y con los datos conocidos hasta la fecha de las 42 operaciones potencialmente irregulares, se habrían producido quebrantos por un total aproximado de más de 2.600 millones de euros", ha dicho Guindos en la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados.

En estas operaciones se incluyen 23 operaciones irregulares que el FROB remitió a la Fiscalía por valor de 1.500 millones detectadas en Catalunya Banc (CX) y Novacaixagalicia. Se trata principalmente de operaciones de créditos o refinanciaciones de inmuebles detectadas en su mayoría entre 2005 y 2008. Además, el FROB se encuentra personado en 19 causas penales, de las que el grueso tiene que ver con supuestas irregularidades en la concesión y cancelación de préstamos que perjudicaron a las entidades y beneficiaron a "algunos" gestores.

El titular de la cartera de Economía ha explicado que adicionalmente el FROB estaba analizando operaciones irregulares de hipotecas a particulares concedidas entre 2004 y 2007 en Catalunya Banc por un "volumen grande" que no quiso cuantificar. "Se relajaron todos los sistema de control, eso llevó a situaciones de mora y de refinanciaciones muy por encima de lo que sería la media del sector en España y lo que se puede considerar, dada la crisis, niveles de morosidad normales, y por lo tanto el FROB lo está investigando. Es mucho dinero", manifestó.

Fuentes judiciales han confirmado que el fiscal Anticorrupción Fernando Maldonado está estudiando la documentación que le ha enviado el FROB sobre 16 operaciones presuntamente irregulares efectuadas por CX que habrían causado un perjuicio económico de 900 millones de euros. Según estas fuentes, se trata de operaciones de financiación y refinanciación para la adquisición de inmuebles y/o participaciones en sociedades, así como refinanciación para la adquisición de sociedades. También hay renegociaciones de préstamos con reducciones de garantías, cancelaciones de deudas (sea por compraventa de activos y/o dación en pago), y ventas de inmuebles adjudicados u operaciones de inversión (por ejemplo, en situaciones precarias desde el punto de vista económico o patrimonial).

Catalunya Banc (CX), que recibió un total de 12.052 millones de euros de dinero público, fue vendida en julio al BBVA tras presentara una oferta de 1.187 millones de euros. Previamente a la venta de la entidad, CX vendió una cartera de créditos hipotecarios con un valor nominal de 6.392 millones de euros al fondo estadounidense Blackstone por 3.615 millones que permitió reducir sustancialmente una ratio de morosidad que antes de su venta no quiso desvelar, pero que fuentes conocedoras situaron por encima del 20%.

La decisión del FROB de trasladar estos casos a la Fiscalía se produce en un momento en el que el escándalo de las tarjetas opacas en Caja Madrid  y Bankia, que investiga la Audiencia Nacional, ha reavivado la indignación popular contra los excesos del sector financiero español durante los años de la burbuja del ladrillo. A este respecto, Guindos ha defendido la actuación "sin cortapisas" realizada por el  FROB ante el escándalo de las tarjetas opacas que usaban los consejeros de Caja Madrid y de Bankia hasta mayo de 2012, y ha asegurado que esta situación no se ha dado en ninguna otra entidad financiera nacionalizada.

El ministro ha garantizado que el FROB, encabezado por Antonio Carrascosa, sigue recibiendo y analizando diferentes informes forensic sobre las entidades que han recibido ayudas públicas.  Así pues, el titular de Economía ha avanzado que en la próxima junta rectora del FROB se remitirán a la Fiscalía más operaciones supuestamente irregulares en las entidades con ayudas públicas.

De lo que se trata a partir de ahora, ha indicado Guindos, es de que no se repitan en el futuro "situaciones deleznables" como estas, y esto sólo será posible aplicando políticas de transparencia, ejerciendo un control riguroso y de respeto a la legalidad. Así, en los próximos meses el Gobierno va a trasponer una directiva comunitaria sobre resolución de entidades de crédito, medidas que en parte España ya incorporó en 2012, con objeto de que el contribuyente no asuma no asuma la totalidad del coste en futuras crisis bancarias. De este modo, serán los accionistas y los acreedores los primeros en asumir perdidas.

El ministro de Economía ha aprovechado la comparecencia parlamentaria para mostrar su "satisfacción" por los buenos resultados de los bancos españoles en los exámenes que el Banco Central Europeo (BCE) hizo al sector y cuyos resultados se conocieron el domingo. "Estos ejercicios han confirmado que nuestros bancos cuentan con unos balances saneados y una solvencia apropiada y que están en condiciones de contribuir a la recuperación de la economía, mediante el aumento del crédito a familias y empresas", ha manifestado Guindos.

Durante su comparencia en la Comisión de Economía en el Congreso de los Diputados para explicar el resultado de los test de estrés, el titular de Economía ha puesto en valor el "rigor" de las pruebas. "Los resultados son satisfactorios", ha reiterado, al tiempo que ha subrayado que en las entidades españolas el impacto en términos de ajustes de capital requerido ha sido "muy reducido y relativamente menor" que para la media de la zona Euro. "Esta situación favorable es especialmente evidente en la evaluación de activos, donde España ha obtenido los mejores resultados de los 19 países analizados", ha indicado.